• Artículos

    Sin Paliativos I: Solo temas selectos

    Cuando dejé de escribir A trancas y Barrancas I. Malgré Tout pensé en continuar mi obra póstuma con el volumen de A trancas y Barrancas II. Sin Paliativos y me puse a rememorar el contenido de este segundo volumen sabiendo que, de acuerdo con su subtítulo, no habrá justificación posible para obras que ni siquiera fueran selectas y fueran solamente puro granel. Empecé a sonreir cuando me di cuenta de que para la época en la que se escribía las obras correspondientes yo ya estaba más centrado y seguro de mi mismo hasta el punto de pretender aportar a campos poco visitados por el economista medio.

  • Artículos

    A Trancas y Barrancas 3: El País y Claves

    A través de El País entré en contacto con Joaquin Estefanía y a través de Claves lo hice con Javier Pradera, dos contactos cruciales para ir haciéndome con el mundo intelectual madrileño y en los que encontré una acogida muy de agradecer. Mis contactos con esas dos publicaciones continuaron más allá en el tiempo de lo que aparece en Malgré Tout, este primer volumen de A Trancas y Barrancas; pero en este post me centraré en aquellas publicaciones mías, tanto en el periódico como en la revista, que dejan intuir por donde parecían deslizarse mis intereses culturales: trataba de aplicar la teoría de juegos a cuestiones económicas de momento.

  • Artículos

    A Trancas y Barrancas 2: Seminarios y Mesas Redondas

    En el primer tomo de A Trancas y Barrancas, el denominado Malgré Tout, se incluye una última sección de conferencias, seminarios y mesas redondas que cuenta con 16 entradas cuyo texto no se incluye quizá porque a la sazón no las consideraba propias de un investigador ambicioso; pero que seguramente yo consideraba propiciatorias de una buena imagen para la Carlos III en cuya calidad yo estaba comprometido y que exigía un imagen reconocible.

  • Artículos

    A Trancas y Barrancas 1: El Correo

    Esa intención mía de distinguir en mi trabajo entre la mediocridad y el granel selecto se hace relativamente sencilla de lograr examinando con atención los tres volúmenes de a Trancas y Barrancas que surgieron como depósito de mi creatividad en el primer decenio de mi estancia en Madrid. Entre los años 1990 hasta el año 2000 estuve relacionado con la Universidad Carlos III, con el BBVA, con el periódico económico-financiero Expansión y con la FUE (Fundación Urrutia Elejalde), una variedad que queda reflejada en en esos tres volúmenes.

  • Ana Belén, carte de la película «Españolas en París»
    Artículos

    Entrenamiento: Ana Belén en La Casilla

    Todavía supongo que falta tiempo para que entre en funcionamiento mi plan de trabajar en uno u otro sotabanco dependiendo de la asignación que he realizado al respecto, así que, de momento voy a tratar de organizar mis aportaciones a mi novela póstuma de cualquier manera siguiendo los recuerdos que me vienen a la cabeza.

  • Financiación - Abaco
    Artículos

    La financiación

    Una vez encontrados los lugares adecuados para tratar de situar los sotabancos en los que escribir la obra póstuma y antes de relacionar cada uno de estos escritorios con el perfil personal mío que pretendo calibrar en cuanto a su calidad, me parece adecuado el tratar de calibrar el coste de esta aventura y dictaminar si me lo puedo permitir o tengo que pedir ayuda financiera.

  • Asignacion de temas
    Artículos

    Asignación de temas a cada sótano

    Antes de ponerme a jugar a oficina inmobiliaria a efectos de recaudar lo suficiente como para comenzar en serio mi obra póstuma pretendo ir ganando tiempo a efectos de disipar dudas. En concreto tengo que definir cuales son mis distintas caras y asignar cada una a uno u otro de los pretendidos sotabancos. Esa es la manera de limitar los productos que he pretendido «vender a granel de manera selecta» a fin de que esta estrategia, que implícitamente sospecho haber seguido,ha resultado exitosa o una simple manera de disfrazar la mediocridad.

  • Artículos

    Lavapiés

    Cuando llegamos a Madrid este barrio no me parecía atractivo para nada. El Museo Reina Sofia no existía como tal y el ambiente económico y social se me antojaba poco adecuado para nuestros hijos. Cuando más adelante El Consejo Social de la Universidad Carlos III se localizó temporalmente en la Casa Encendida aprendí a conocerlo mejor y a ir dándome cuenta de su interés.

  • Reflexiones - Madrid
    Artículos

    Una reflexión extraña

    Releo con cierto cuidado las dos entradas sobre posibles semisótanos en Madrid, en Lavapiés y en Arturo Soria que he elegido ya como las adecuadas para formar parte de la lista definitiva y cuya primera versión ya tengo publicada en el caso de Arturo Soria y simplemente redactada en el de Lavapiés y siento algo raro, por lo que he dedicado cierto tiempo a compararlas con las escritas y publicadas sobre el mismo asunto en Bilbao. Si bien estas dos últimas aportaciones al caso de Madrid contienen, en algún sentido, la claves de su elección, estas claves son más bien turísticas que rememorativas de manera que, a fin de construir…

  • Artículos

    Calle Fortuny: el viejo local de la FUE

    A los pocos años de instalarnos en Madrid invertí parte del dinero con el que generosamente se me pagaba en el BBV para montar la FUE (de mis apellidos Urrutia Elejalde), una Fundación sin ánimo de lucro dedicada a entender, divulgar y enriquecer los aspectos filosóficos de la ciencia económica. Pude instalarla en la calle Fortuny en un lugar muy céntrico del barrio de Chamberí en Madrid y no lejos de la Glorieta de Bilbao sin duda inspiradora de mi elección de la ubicación.