Ya lo dije yo

por | viernes 25 de mayo de 2007

Decir “ya lo dije yo” es uno de los más feos defectos de los académicos. Pero hoy caigo en él tranquilamente.

Me refiero al magní­fico artí­culo de Ramoneda en las páginas de El Paí­s de hoy: El funeral del 68.

Me encanta decir que “ya lo dije yo” en esta ocasión y ello por tres razones. Primero porque es verdad. Segundo porque mayo del 68 es crucial y tercero porque Ramoneda es el mejor columnista de ese periódico que deberí­a ir renovándose.