Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

copa-del-rey-final-2015Creo que la última vez que estuve en un campo de balonpié fue en la final de copa del año 84 jugada entre el Barcelona y el Athletic en el Bernabeu. Final en la que ganó el Athletic de Clemente con un gol marcado por Endika, un antiguo alumno de mi mujer en el Instituto de Getxo, y que terminó con una tangana en la que Goiko volvió a lucirse después de una buena patada a Maradona. Ocurrió, como ya he dicho, en Madrid y viajamos unos amigos catalanes y nosotros juntos desde Vitoria con las banderas de ambos clubs ondeando a un lado y al otro del coche.

Y de la del sábado pasado ¿qué? Volvimos a ir juntos y no digo más pues la diferencia de calidad entre los dos equipos es demasiado exagerada. Aunque había más bilbainos que culés yo me encontaba en la parte del campo que correspondía a los forofos del Barça pues iba invitado por los amigos que querían vengarse en mi presencia de la derrota de aquel 84. Tampoco tengo nada que decir respecto a la pitada al himno que fue tan sonora que tuve que preguntar a mis amigos que si se había pitado al Rey o al himno pues no podía oír este.

Solo quiero añadir que a la salida y en medio de un trancón peligroso escuché una conversación entre athleticos susurrando que hay que estar dispuesto a romper el tobillo del mejor de los enemigos para igualar fuerzas. La marea de gente me trasladó y no pude terminar de oír estos comentarios.

Me quedé pensativo pues no me pareció muy deportivo, pero tampoco me pareció tan mal. El Athletic me nubla la visión ética. No es tan de extrañar cuando estos días estamos conociendo los entresijos poco edificantes de la FIFA

«¿Y de la final qué?» recibió 4 desde que se publicó el Lunes 1 de Junio de 2015 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. @juan lo de equilibrar rompiendo tobillos creo que queda muy lejos del «campeonato del duro» y la competencia fraternal… y en realidad pierde el punto más interesante ¿por qué el Athletic llega a las finales pero no gana? Seguramente porque su elección identitaria de plantilla es un equilibrio entre rentas de posición y eficiencia que, como en el caso de los pequeños estados independientes http://qttr.at/qsx le permite jugar con los buenos pero solo para disfrutar la competencia fraternal. Si además quisiera ganar tendría o que fichar a los mejores que pueda contratar, o mejor aun, apostar por fichar de pequeños a los nuevos Messi. Es decir, en realidad confiar más en la capacidad de su identidad para reproducirse y seducir a potenciales nuevos miembros.

  2. Y por cierto @juan cuando Neymar hizo la famosa bicicleta y todos se consideraron legitimados para hacerle falta después y olvidarse del juego, no solo me pareció feo y descorazonador -al menos para los nos empeñamos en mantener una visión romántica del Athletic- sino que me acordé de ti que tantas veces has sido Neymar, es decir, que tantas veces has disfrutado del juego y dejado que se te viera que realmente eras el mejor llevado por el placer de jugar sin más… y sufrido las consecuencias de la falta de deportividad de la ideología de la mediocridad.

  3. Juan R. dice:

    @david @juan  De acuerdo contigo David. El valor del Athletic es llegar a finales y mantenerse en primera utilizando jugadores de la cantera y locales. Si quieren ganar títulos, tienen que fichar a jugadores desde pequeños y entrenarles (modelo Barça). Partir piernas no es parte del fútbol, y si esa fuera la tónica general, solo jugarían los mediocres o nadie directamente. En cuanto al regate de Neymar, no comprendo cómo pueden reprochar a nadie que haga el regate que le dé la gana.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias