Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Viento del este

Debiéramos enfocar nuestras reflexiones sabiendo de antemano que lo que nos parece firme como una roca es un mero faro que de vez en cuando gira su luz lo mismo que las proas de las embarcaciones de recreo.

Mapa diputadosTodas las proas me miran desde el Abra esperando quizás a que mi tximeleta les diga qué hacer, hacia donde girar. Quizá asustadas de que este su vecino vaya a ser el nuevo presidente independiente de una coalición de partidos de izquierda y partidarios de la autodeterminación. Pero el viento va rotando un poco y ahora las proas miran al sur quizá pensando en un(a) unionista irredento(a).Por otro lado los periódicos de hoy después de un día de asueto dicen lo mismo que las proas y no saben explicar cómo y por qué el gobierno recaería en un presidente de una u otra coalición de partidos, de izquierdas o de derechas, que piden o niegan el derecho de autodeterminación.

El único que, en el lenguaje que las gentes encuentran apropiado, ha dicho algo es Felipe VI quien subraya la unidad indisoluble del Reino desde el salón del trono de un Palacio Real que, según él resalta, nos pertenece a todos los españoles. Ahora, mientras veo el caer del sol sobre el horizonte del mar, pienso que cuando una u otra región de España piense en independizase muy bien podría reivindicar la parte que le corresponde de ese palacio afrancesado.

Todavía les queda a los políticos el día de mañana antes de volver a hablar entre ellos para ver de encontrar un cambalache que les permita evitar unas nuevas elecciones que, por otro lado, no está claro a mi mirada cual de ellos las aprovecharía a su favor. Desde hace muchos, muchos años, desde que escuché en el aula magna de Sarriko (la facultad de económicas de la UPV, entonces de Valladolid) a un gran historiador catalán hablar de la manera de diseñar un mapa de las fuerzas políticas, pienso que hay que ser consciente de la evolución de cada grupo en las coordenadas formadas por la izquierda y la derecha por un lado y cuestión nacional por el otro. Lo que hoy está más lleno que nunca es el cuadrante formado al este del eje socioeconómico de izquierdas y al sur del eje sobre el que se mide el sentimiento nacionalista de las naciones que forman parte de España.

Pero se pone definitivamente el sol y voy al estreno de Macbeth y me entran las dudas sobre el destino anunciado por las brujas o sus sustitutas. No es la astucia y ambición de Lady Macbeth la que está en el origen de la ambición ciega de su marido ni la predicción de las brujas la que desencadena el frenesí. Es más bien este último, oculto durante años, el que despierta un día aprovechando una ocasión cualquiera y arrastra en su desenvolvimiento todo lo que pilla por delante.

Los independentistas han hablado a la oreja de los izquierdistas y unos y otros van a aprovechar la ocasión para hacerse con el poder como Macbeth. Es posible que lo hagan para desaparecer inmediatamente como este loco shaekespiriano… o no.

Efectivamente no veo la razón para que el separatismo rojizo pierda su ascendiente intelectual en un mundo en el que todo cambia y nos percatamos que buscar algo permanente es una quimera. Así entiendo yo este último párrafo de Sánchez-Merlo en El Español:

Y la reflexión obligada: nada de lo que tenemos es absoluto y sólido. Todo es contingente y tiene pies de barro. Incluso nuestra querida idea de democracia occidental carece de una base a prueba de preguntas insidiosas porque tener una larga tradición histórica detrás no es suficiente. Más historia que la de las monarquías tradicionales, que ya son sólo símbolos representativos, no la ha tenido nadie. Por lo mismo, nuestro concepto de «frontera» es, visto con perspectiva, efímero y cuestionable.

Una reflexión muy apropiada en estos momentos de confusión en España. Debiéramos enfocar nuestras reflexiones sabiendo de antemano que lo que nos parece firme como una roca es un mero faro que de vez en cuando gira su luz lo mismo que las proas de las embarcaciones de recreo ancladas delante de mi ventana y que por un momento han virado siguiendo el viento «francés», un signo de buen tiempo.

«Viento del este» recibió 1 desde que se publicó el domingo 27 de diciembre de 2015 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.