Desde mi sillón

Las Jornadas de Ibermática me hicieron pensar, como todos los años. La innovación tiene una parte de rebeldía. Más exactamente, la creatividad es la capacidad de innovar y no hay creatividad sin rebeldía. Ahora bien,si esto es así y nos preguntamos por el papel de la formación en la innovación, estamos abocados a confrontar la obvia pregunta de si se puede formar en o enseñar la rebeldía. Y la respuesta ha de ser negativa. En efecto la innovación tiene algo de novedad y ésta no puede existir si aprendemos a ser rebeldes pues ai así fuera estaríamos sindo dóciles respecto a nuestros formadores.QED

«Un teorema de imposibilidad» recibió 2 desde que se publicó el viernes 27 de noviembre de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. kueli dice:

    La rebeldía en sí no se enseña. Viene de serie. Se puede fomentar la creatividad autorizando a los discentes a equivocarse, o incluso incentivándoles para que lo hagan —una de las principales virtudes de los mercado. También se puede manipular a los rebeldes. Basta con aprovecharnos de su espíritu contrario para llevarles a donde queramos sin que se den cuenta.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] lo contó el sábado al mediodía y ha cumplido su “amenaza” de comentar el teorema de imposibilidad. Asevera Kueli:La rebeldía en sí no se enseña. Viene de serie. Se puede fomentar la creatividad […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.