Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Un hurray por el dopaje y la piratería

Me parece que defender el deporte amateur es equivalente a defender el acceso libre o el código abierto. Es una cuestión de mero buen gusto

JESSE-OWENS-a-1024x768No sé por qué pero eso del dopaje en el deporte, y estos últimos meses especialmente en el ciclismo, resuena en mi cabeza en la misma longitud de onda que las cortapisas a la libertad y a la gratuidad en la red en relación a la protección de la propiedad intelectual, un asunto este último en el que el presidente de la Academia de Cine incidió el domingo pasado por la noche en su discurso institucional de la gala de los premios Goya.

Empecinarse en la defensa del canon digital y en la condena de la violación de la propiedad intelectual como si esta fuera piratería es algo comprensible pues todo lo que vaya a favor del monopolio es bueno para el monopolista; pero que sea comprensible no quiere decir que sea adecuado si contemplamos los intereses de todo el mundo. Hoy nos encontramos ya con modelos de negocio para compartir música, por ejemplo, que permiten a las discográficas vivir, a los artistas seguir creando y al público disfrutar de la cultura, musical en este caso. Podemos empeñarnos en la defensa numantina del copyright, pero a veces esa defensa suena a impostada por lo exagerada y por la certeza, que esa impostura revela, de estar extrayendo las últimas gotas de leche de la vaca que sabemos ya no da más de sí.

Pues bien , esto es exactamente lo mismo que pienso en el caso de esta persecución inquisitorial sobre el dopaje en el deporte. Aparte de los deportistas, los que viven, y nada mal por cierto, del deporte organizado ya no son los “mecenas” de hace un siglo que por pura generosidad se dejaban enredar en la gestión de clubs de fútbol u otro deporte o regalaban su tiempo por puro altruismo a una federación en el intento de preservar valores importantes como el de la deportividad o el espíritu olímpico. Se trata de personajes que se aprovechan de los dineros que mueve el deporte en general, o las olimpiadas en particular, para sacar algún provecho personal. Estos señores ven el «negocio» peligrar si nos ponemos tontamente serios y comenzamos a perseguir el dopaje. Paradójicamente tienen razón.

De la misma forma que pienso que la propiedad intelectual, aunque provenga de la Revolución Francesa, no tiene un fundamento teórico serio y que se puede llegar a arreglos institucionales adecuados para todos, pienso que la persecución inquisitorial del dopaje tampoco lo tiene pues si lo que perseguimos es la igualdad de oportunidades quizá debiéramos organizar no solo Juegos Paralímpicos, sino infinidad de torneos diferenciados segmentando más finamente a los deportistas según sus propias dotes naturales o la alimentación recibida. Ahora bien, es muy cierto que no parece que esto fuera a generar masas de aficionados dispuestos a pagar la entrada a competiciones de primerísima calidad. Volveríamos, por ejemplo, a distinguir entre deporte profesional y deporte amateur como ocurría en el tenis hasta hace medio siglo cuando ya se empezaron a organizar torneos open que daban cabida simultáneamente a amateurs y a profesionales.

Me parece que defender el deporte amateur es equivalente a defender el acceso libre o el código abierto. Es una cuestión de mero buen gusto. Lo contrario, es decir el deporte profesional o el código cerrado es, simplemente, una ordinariez. Refinarnos exige o bien volver más allá de los orígenes o bien adelantarnos al futuro próximo. Y, en cualquier caso, tanto el dopaje como la piratería son dos procesos innovadores que generan como siempre sus mártires.

«Un hurray por el dopaje y la piratería» recibió 0 desde que se publicó el Martes 19 de Febrero de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias