Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Traducciones infumables o quizá fumigables

Acabo de ojear dos libros cuya traducción me ha impelido a abandonar su lectura. No mencionaré ni los libros ni la editorial ni los traductores.

Traducir “market for lemmons” como mercado de limones en un libro sobre la manera de pensar de los economistas es, además de un fallo estrepitoso, velar esa forma de pensar que a mí­ me parece original. El famoso artí­culo de Akerlof sobre el mercado de coches usados y que, desde luego trasciende ese ejemplo concreto, se refiere ciertamente al Market for Lemmons que quiere decir no limones sino cacharros refiriéndose a los coches usados y en mal estado

En una reciente biografí­a de Gödel se confunde la “faculty” de un Departamento del famoso Centro de Estudios Avanzados de Princeton con la facultad de ese Departamento. Esa traducción hace incomprensible lo que se quiere decir para todo el mundo incluyendo los universitarios que se supone son los lectores de un libro sobre la obra y la vida de un metamatemático. “Faculty” sinifica Profesorado.

Como estos libros deben de tener una tirada muy corta las cuentas no salen a no ser que se escatime en los costes. Eso debe de ser. Pero aunque el delito tenga explicación esos libros merecen ser fumigados y en cualquier caso no hay quien se los fume.

«Traducciones infumables o quizá fumigables» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 25 de Febrero de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Últimamente se ven muchos casos así: libros mal traducidos, mal redactados, con errores gramaticales graves, incluso se llegan a ver libros con frases inacadas porque se ha perdido la última o la primera línea de una página en la edición.

    En estos casos, es muy raro que el consumidor se queje formalmente a la editorial, a la OCU o a cualquier otro organismo regulador.

    Tal vez deberíamos quejarnos más.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.