Innovación y Propiedad Intelectual

Es posible que la Propiedad Intelectual no haga falta. Es decir que la competencia haga su trabajo sin necesidad de que exista ni copyright en el mundo cultural ni patente en el mundo industrial.

Resumen

Un país pequeño y abierto en un mundo globalizado sólo puede competir mediante incrementos continuos de la productividad generados por una innovación permanente. Esta innovación permanente exige una mezcla de cooperación y rivalidad como la que se daría en un sistema abierto de ciencia o cultura en el que, tanto los investigadores y creadores como las empresas de un tipo u otro, pusieran en común su conocimiento científico o su capacidad creativa.

Esta mezcla sólo se da cuando concurren unas circunstancias especiales en la demanda de ciencia o de cultura por parte de las empresas de un tipo u otro: condiciones Copyright. Estas condiciones especiales exigen que el producto intangible que ha sido inventado por científicos o creadores culturales, así como su calidad, sean críticos para la empresa industrial de base científica o para la empresa cultural que lo usan como input.

En general, en el mundo cultural no se dan las condiciones Copyright. Luego para conseguir la mezcla de cooperación y rivalidad que es óptima para la sociedad se requiere de la extensión de la propiedad privada a la propiedad intelectual en forma de derecho de autor o copyright. Precisamente por esa necesidad, renunciar a este derecho (si la legislación lo permitiera) constituiría una verdadera señal creíble de que el autor tiene fe en la calidad de su obra.

En estas condiciones sería de esperar que, o bien los precios de mercado reflejaran esas calidades diferentes, o bien que, sabiendo esto, todos los creadores renunciaran a sus derechos de propiedad intelectual. En cualquiera de estos dos casos la innovación cultural sería más intensa y sólo saldrían perjudicadas las sociedades gestoras de derechos de autor.

En el mundo industrial basado en la ciencia, sin embargo, sí que se dan las condiciones Copyright de forma que la mezcla óptima de cooperación y rivalidad ocurre sin necesidad generalizada de tener que usar al efecto esos monopolios temporales que proporcionan las patentes. En consecuencia renunciar a esa especie de monopolio, de cualquier manera de las posibles, no constituye una señal creíble de la calidad del producto.

En estas condiciones las rivalidad en el mercado nos llevará a una buena asignación para los consumidores y a una situación en la que la innovación será más rápida que lo que sería en un mundo con patentes.

Introducción

Sirva como introducción una doble consideración: que convergerá en el planteamiento

Consideración 1: sobre innovación

Con los perfiles que hoy presenta el concepto de innovación es el resultado de una historia de 50 años fácil de describir.

Consideración 2: Sobre Propiedad Intelectual

Aquí nos encontramos con una especie de paradoja que empaña nuestra visión de economistas (los juristas, como siempre, lo tienen claro con matices).

Exige una extraña mezcla de cooperación y (rivalidad) (que puede ser impedida por la legislación de propiedad intelectual).

Pues este es el campo que quiero estudiar y exponer ante Uds.

Uno: Cómo es posible compatibilizar la cooperación con la rivalidad siempre que se den unas ciertas condiciones Copyright sin distinguir todavía entre industria (de breve científica) y cultura.

Dos: Distinguir entre industria de base científica y cultura para ver que:

  1. La compatibilización anterior no es igualmente fácil en ambos campos.
  2. Las distintas formas de Propiedad Intelectual (derechos de autor o patentes) pueden ser (o no) utilizados como señales.
  3. Qué ocurre cuando así se utilizan cuando se pueden utilizar.

Tres: Presentar unos comentarios finales en los que se hagan referencia a asuntos relacionados y de gran importancia:

Y, sobre el papel del mecenazgo en todo esto.

Cuarto: Terminar con un canto a la competencia y la libre entrada como el viento que disipa la proliferación de ventas que hoy "gripa" el sistema económico en el que vivimos y viviremos.

Parte 1: Cómo es posible la compatibilidad entre cooperación y rivalidad en un mundo sin Propiedad Intelectual

Parte 2 : Cómo en un mundo con Propiedad Intelectual ocurren cosas extrañas (como que la renuncia a ella puede servir como señal) que nos pueden explicar porque la Propiedad Intelectual puede ser nociva.

Cooperación y Rivalidad

Para no distinguir de momento entre Ciencia y Cultura, hablaré de "creatividad" y me preguntaré como se puede mantener un sistema de "Creatividad Abierta".

Hay dos tipos de razonamientos de los que no voy a decir nada, a pesar de haber pensado sobre ellos en el pasado.

Los argumentos típicos a favor de la "Creatividad cerrada":

  1. No comporto mi creación porque puedo venderlo
  2. No quiero dar alas a mi competidor
  3. He incurrido en un gran coste originario

Otras cosas bien reales; pero que parecen no tener gran aceptación como argumentos a favor de la "creatividad Abierta":

  1. Compartir como potlach que genere confianza grupal.
  2. Reputación individual
  3. Inapropiabilidad del lenguaje.

Voy a omitir también argumentos explicativos de porqué hay propiedad privada de ciencia básica y propiedad privada de creaciones culturales. Aceptaré que son buenos y que la "creatividad" de la que estoy hablando está generada por algo o alguienes que son los propietarios. La pregunta es entonces ¿cómo se compatibiliza la creatividad cooperativa con la rivalidad posible gracias a la privatización?.

Voy pues al argumento principal justifictivo de una "creatividad abierta"6.

Oferta (positiva a precio cero o competitivo)

Primero: los creadores tienen un contrato social implícito según el cual

Segundo: Aunque los creadores no fueran unos animales tan raros, no necesitan patentar para ganar.

  1. Tomemos el ejemplo -medio cultural, medio científico- de Linux. El código es abierto; pero Red Hat empaqueta trazos que vende y que puede garantizar gracias al trabajo de los Linuxeros que cobran por ello (sin necesidad de patentes).
  2. ¿No se puede extrapolar esto?
    1. Científicos y sus centros de trabajo (Universidades)7.
    2. Creadores culturales e instituciones públicas8.
    3. Mañana (ciencia ficción): gabinetes de científicos que por 100 euros la hora reconcilian a grupos de la falta de sentido de la creación (contra el diseñador inteligente).

Demanda: Condiciones Copyright

El "Red Hat" correspondiente tiene que vender; pero para ello es necesario que haya una demanda trivial por parte de alguna empresa. He aquí el quid. Raymond en una revista de libre acceso propone la siguiente lista de condiciones para que hay esa demanda, condición que él refiere a la empresa de bases científica pero que yo traduzco a mi creatividad para luego separar, en la siguiente sección, la ciencia y la cultura.

Como en las condiciones Copyright hay demanda, entonces, dada la idiosincrasia creativa y la existencia de intermediarios hay mercado sin Propiedad Intelectual

"Si la invención o idea creativa está incorporada en un producto (lo que siempre es el caso), si la reproducción, imitación o copia exigen una cierta formación intelectual o técnica que haga que la imitación nunca sea sin costes (lo que ocurre en general) y si hay limites a la capacidad de reproducción (lo que es bastante obvio en la mayoría de los casos), el valor descontado presente de las cuasi rentas que recibe el creador inicial en ausencia de copyright o patentes es positivo. Pero es que además, no solamente es positivo; sino que crece a medida que se reducen los costes de reproducción y el producto en el cual la idea se incorpora" (Boldrin y Levine).

Señalización en la ciencia y en la cultura

Acabo de mostrar que es posible que la Propiedad Intelectual no haga falta. Es decir que la competencia haga su trabajo sin necesidad de que exista ni copyright en el mundo cultural ni patente en el mundo industrial siempre que se den las condiciones Copyright.

Distinción entre ciencia y cultura

A mis efectos: Estoy hablando de ciencia cuando se dan las condiciones Copyright: Farmacéuticos; cocina

Estoy hablando de cultura cuando no se dan las condiciones Copyright: Teatro Nacional; periodismo, editorial

El mundo, como siempre, presenta resultados y casos mixtos: Software ?

Vayamos a un mundo en el que hay P ropiedad Intelectual

Señalización y Equilibrio

Ya sabemos que una "acción" funciona como una señal creíble cuando sería irracional el tomarla a no ser que se de lo que pretendo señalar. Ejemplo:

Pensemos ahora en un mundo en el que, como en el nuestro, hay derechos de autor y patentes.

En el mundo industrial (incluyendo la cocina)

Yo acabaría con la propiedad industrial o patentes.

En el mundo cultural

Yo no acabaría con la propiedad intelectual del copyright.

Aunque ampliaré el abanico de modalidades como en la licencia creative commons, inventada por Lawrence Lessig y que:

Conclusión

¿Va esto en serio?

En cuanto a patentes:

En cuanto a Derechos de Autor

En cuanto a derechos de autor sonó la alarma de manera dramática.

Ya hay intentos, instituciones: Creative Commons.

Ya hay derrotas para los defensores:

Conlusión

Comentarios Finales

Todo lo dicho hasta aquí puede parecer esotérico, alucinaciones peligrosas de elucubradores teóricos o, en cualquier caso, de importancia bien limitada y no extensible.

Pues no se consisten:

  1. No tiene nada de esotérico, es teoría economía de la correcta principal, no exclusivamente neoclásico, basada en la Teoría de la Información.

    Es decir, nuestros hijos la saben ya.

  2. El problema no va solo de Teoría; sino que se hace eco de lo que pasa en el mundo:
  3. El problema es general y no se puede encerrar dentro de límites técnicos. Rosse en juego:

Notas

1. Baunol 2002

2. Equilibrio General Agregado y en el tiempo

3. Ver implicaciones a partir del pleno empleo

4. Paul Roemer

5. Para imitar una receta de Aduriz (Mugarita) en caso tendríamos que pagar un Potlach. (Aduriz nueva seguido por Michelin)

6. Con un argumento poco técnico: los hay mucho mejores. Ver más adelante

7. Ya esta ocurriendo de manera acelerada

8. Es lo normal entre nosotros.

9. No es lo mismo Coetze que Dan Brawn.