Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Tiqqun y Niza

La gran tarea intelectual pendiente es el diseño de un mundo conformado por diferentes figuras e instituciones políticas que han de permitir la organización de la población en comunidades.

niza desolacion
Niza está mucho más cerca que Dallas o el mismo París y la barbaridad del camionero, justo el día de la conmemoración de la liberación de la Bastilla, nos hiere mucho más que otras brutalidades similares cuya frecuencia empieza a acelerarse de manera evidente o eso nos parece a los simples lectores de periódicos.

eiilLa prensa generalista, los periodistas especialistas e incluso los intelectuales que escriben en esos periódicos generalistas atribuyen estos crímenes bien a cuestiones geopolíticas (como las relacionadas directa o indirectamente con el ISIS) a menudo trufadas de racismo o de matices religiosos, bien a cuestiones económicas herederas de la Gran Recesión y que han propiciado una desigualdad a menudo reforzada por el cruce de razas generado en buena parte por el fracaso de las políticas de integración que quizá hayan podido ser hasta bien intencionadas.

No es una locura pensar, ni produce sorpresa escuchar, que lo que está ocurriendo a nivel global es, a fin de cuentas, el fracaso de un capitalismo que ya no es lo que era, no acaba de ser otra cosa distinta y solo se las arregla para acallar el malestar generalizado que produce en el contexto de un mundo nuevo (indefinido tecnológicamente, globalizado e informatizado) mediante el uso de unos arreglitos parciales sin atreverse a mirar nunca al origen del malestar ni, por lo tanto, lanzarse a la generación de verdaderas posibles soluciones.

mayo 68 parisY leyendo estos días un librito reciente sobre Tiquun he recordado un malestar más profundo, posible origen de otros que en su día, fue bien caracterizado por intelectuales franceses que mi generación leía compulsivamente pues, aunque tienen nombre específicos y son bien conocidos y numerosos, no dejan de ser herederos de un existencialismo menos técnico pero que mi generación admiraba por su capacidad de reflejar un mundo cuyas oportunidades no encajaban con nuestras aspiraciones y deseos de librarnos de un destino que parecía ya decidido y no nos proporcionaba el sentido que buscábamos para nuestras vidas.

Este revoltijo de ideas explotó en el año 68 tanto en Francia como, de rebote, en el resto de Europa y en los EE.UU. de América de donde muchos sacamos esa idea nunca bien definida de ser fieles a nosotros mismos y no dejarnos aprisionar por aquello que el sistema propiciaba a fin de no solo subsistir sino también desarrollarse a pesar de no pocas crisis como la doble del petróleo u otras posteriores menos traumáticas.

indianosPero el deseo de ser uno mismo y no un juguete en manos de ese sistema que subsistiría mientras su discusión se centrara en la contraposición entre el capitalismo liberal y el comunismo marxista, seguía ahí insatisfecho y, al respecto, ni la caída del muro de Berlín ni el toque desregulatorio de la Dama de Hierro, aportaban ni un resquicio de esperanza. Quizá ésta renace con el cambio de siglo y aquel primer anuncio de la revolución de las puntocom. El sistema acabó rápidamente con la continua conversación sobre estas últimas, pero la influencia de las TIC ya no era fácil de ignorar y proporcionó una nueva oportunidad de eliminar la contradicción entre la fidelidad a uno mismo acompañada del rechazo al sistema por un lado y su sostenibilidad económica por otro.

El grupo cooperativo de Las Indias lleva años insistiendo en que las TIC permiten dejar de pensar en términos de economías de escala y permite explorar las economías de alcance que en este nuevo mundo que nos llega pueden ser la clave para caminar hacia un nuevo sistema que permita conciliar la realización personal con un sistema económico que no genere tensiones sociales y permita el sotenimiento del crecimiento bien repartido.

manifiesto-comuneroY aquí entra lo que se podría llamar el comunitarismo futurista, heredero de las nunca extinguidas ideas ácratas y el mundo de la abundancia cuya lógica puede vislumbrarse aquí y que hasta ahora se había creído imposible. La gran tarea intelectual pendiente es el diseño de un mundo conformado por diferentes figuras e instituciones políticas que han de permitir la organización de la población en comunidades, también de distinto tipo, cuyas relaciones a lo ancho del mundo sean posibles y relativamente fáciles de organizar porque se habrá acabado con los enormes egoismos de las instituciones actuales.

Estamos lejos de poder llevar a cabo esa empresa intelectual, pero su mero planteamiento elimina un poco la rabia en la que muchos vivimos y nos confronta con una tarea intectual fascinante que, al menos a mi generación, nos proporciona un sentido de continuidad pues no es por casualidad que muchos no hayamos podido alcanzar del todo nuestra ambición de vivir en un mundo marcusiano (en el sentido antirrepresivo de Eros y Civilización) en el que ya se ha superado lo que él denunciara en su día como unidimensionalidad. Durante el último boom económico muchos pensamos que igual estábamos equivocados y que eso es lo que, en el fondo, habíamos deseado siempre, de manera que las protestas en forma de arrebatos asesinos no tenían ya sentido. Pero la Gran Recesión nos lleva a aquellos viejos sesentayochistas a actualizar el sentido de nuestros locos deseos y a aspirar a vivir nuestros últimos años en el camino al mundo de la fraternidad y la abundancia.

El lobo solitario no tiene porqué ser solitario y no ha de ser necesariamente solo lobo, los nacionalismos exacerbados no tienen necesidad de sangre pues sus aspiraciones pueden alcanzarse y continuar desarrollándose por influjo precisamente de muchos hermanos venidos de fuera. Y que todo esto se puede hacer consiguiendo la reconciliación personal con nosotros mismos es algo que espero nos mueva a muchos a repudiar la violencia porque hay una verdadera alternativa que no es una trampa más del sistema.

natY todo esto puede empezar a funcionar a partir del comunitarismo tal como muestra el Manifiesto Comunero. Un comunitarismo que no puede dejar de estar basado en la idea de comunidad, idea esta sobre la que Tiqqun y sus herederos dicen esto en este librito:

Una comuna nunca es algo dado, no es algo que está aquí, sino que es algo que sucede. La comuna no son dos personas que se reúnen, ni diez personas que compran una granja. Una comuna son dos personas que se reúnen para llegar a ser tres, para convertirse en cuatro, para convertirse en un millar. Para la comuna la única cuestión es su propia potencialidad, su constante devenir. Es una cuestión práctica: ¿convertirse en una máquina de guerra o colapsar en medio de un gueto? ¿Acabar solo o empezar a amar a los demás? La comuna no enuncia lo que organizamos sino cómo nos organizamos, lo que siempre es a la vez una cuestión material. Una comuna sólo es su propio devenir.

«Tiqqun y Niza» recibió 6 desde que se publicó el Viernes 15 de Julio de 2016 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. @juan Qué hermoso post. Gracias por las referencias… y por la guía!

  2. @juan No puedo dejar de ver con desconfianza a los nacionalismos pero también sería tonto de mi parte pensar que el sistema se puede reiniciar a capricho. El repudio a la violencia debe estar en la base de un nuevo equilibrio

    Me ha encantado el post! abrazos!

  3. @manuel es que no es desconfianza… es estadística. En el 100% de las ocasiones q hemos estudiado o vivido, la comunidad nacional es un disolvente agresivo de la comunidad real, una forma de cultivar rentas a base de excluir o poner barreras de entrada.

  4. Recuperando este post -de los de recordar- de @juan por una esquinita. Creo que hay una sugerencia importante: no tanto contar lo que pensamos o queremos hacer, y más contar cómo vivimos, cómo nos organizamos, etc. Creo que merece la pena una reflexión.

  5. jordila dice:

    @david precisamente lo que me parece más interesante de @lasindias es su ‘modus vivendi’ y como se organiza . Aquí y ahora . @club 

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.