Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Tiempos oscuros

MAFOBankia se interviene para que no se cargue a todo el sistema finaciero español y ¿qué es lo primero que salta a la opinión pública? Pues que la culpa la tiene MAFO. No nos interesan los detalles, la trayectoria seguida hasta ese momento por la institución, las características de su consejo. Tampoco elevamos el tiro hacia otros pros y contras de las Cajas, o sobre qué van a pintar las pocas viables que queden sueltas, o qué va a ser de la obra social o una reflexión más general sobre un sistema finaciero. No, nada de esto interesa. Lo que importa es quién tiene la culpa. O, más exactamente, lo que importa es que la culpa la tenga alguien.

Esto es un signo más de la decadencia y falta inteligibilidad del mundo en el que estamos. Es como si todos dependiéramos de algo arbitrario como la simpatía de un dios, un algo al que no vamos a renunciar mientras podamos decir como niños: «ha sido Juanito». Y así durará un poco más esa pequeña prebenda que me ha tocado por una concatenación de casualidades que, sin mérito alguno por mi parte, me han proporcionado una cierta cuota de poder.

¡¡Ha sido M.A Fernández Ordoñez!!. Pues igual sí, pero lo interesante entonces sería volver a pensar algunas cosas que en su día fueron objeto de atención privilegiada. Me refiero a la naturaleza de las instituciones de diseño y en qué medida son frágiles si no van acompañadas de su resonancia con los equilibrios de intereses. O igual no, en cuyo caso lo interesante no es quien la ha tenido, sino lo mismo que antes, la construcción de instituciones fuertes. Y en ambos casos el descaro para poder hablar de todo ello sin falsos pudores ya que nuestra única obligación es hablar sin restricciones mentales.

Lo horroroso de nuestro tiempo es justamente que nos quedamos tan tranquilos en cuanto encontramos una cabeza de turco y que esa tranquilidad nos dificulta el pensamiento libre y su expresión franca.

«Tiempos oscuros» recibió 6 desde que se publicó el martes 15 de mayo de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. rubén dice:

    Es todavía peor. Los culpables son siempre otros, que si la UE, Alemania, Merkel, etc. En ningún caso es uno de los nuestros. En el caso de Bankia el culpable no puede ser Rato, Olivas, Camps, Aguirre, Blesa, que han dirigido y nombrado/cesado a los gestores de las Cajas Públicas. Y no pueden ser culpables porque finalmente son uno de los nuestros.
    Y si miramos al otro lado la situación es idéntica.
    Y lo peor es la solución, bancos cada vez más grandes, a los qsue además de sus problemas de solvencia/capital se le unen problemas de excedentes de personal, excesos de red, excesos de concentración de riestos, etc.
    Y cuanto más grandes más ineficientes e ineficaces para lo hoy necesitamos tanto individual como clectivamente.
    Eso si uno de los nuestros estará en el puente de mando.

  2. juan dice:

    Esto merece ser pensado

  3. Horacio dice:

    Instituciones fuertes pero flexibles para resistir fuertes vendavales sin quebrarse.

    Pero ese es el efecto deseado, el medio por el cual se logra esa fortaleza flexible en el mundo altamente interconectado es algo diferente de lo que solia ser en el pasado. Más como una enredadera que como un roble.

    El medio para lograr esa fortaleza flexible es a través de la resiliencia para adaptarse a los cambios a tiempo, una “organicidad” que permita alcanzar esas características deseables a través de la posibilidad de adaptación en el largo plazo.

  4. Juan dice:

    No puedo estar más de acuerdo y el comentario no puede ser más oportuno. Hoy me he merendado una muy parecida en mi trabajo y, por cierto, trabajo en una Caja…malos tiempos para la lírica.

  5. David dice:

    Chapeu. El problema de buscar culpables es precisamente el que mencionas, encontrarlos. Pero en fin, a nadie puede sorprender tampoco que en este mundo a blanco o negro no se quiera aceptar que las crisis son inherentes al capitalismo y que aún hay razones y explicaciones que se nos escapan.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] mi post sobre los tiempos oscuros en los que estamos entrando mencionaba yo las dificultades para poner en pie instituciones nuevas […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.