Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Sueños

El hambre me hace soñar al amanecer cuando el estómago protesta. Les cuento dos sueños recientes según releo las notas que en su momento tomé al despertar.

Primer sueño. Dos amigos, E.A. y L.M.Y., pugnan por enseñarme las instalaciones remozadas de la Bilbaina. Especialmente una pequeña habitación panelada en madera que se parece al gabinete de la analista de Toni Soprano. A un gesto de E.A. se desenrrolla una pantalla y surge un proyector de una espacie de cajón disimulado en la pared.

En esas mismas instalaciones, más adelante en el sueño, un tercer amigo, P.L.U., da una conferencia en cuyos prolegómenos lanza diatribas contra un peridista en concreto cuyo nombre me guardo; pero que está en mis notas.

Entre estos dos actos que tienen lugar en en la Bilbaina ocurre en mi sueño que estoy en una reunión en la Moncloa con verdadera ilusión de hacerme notar por Zapatero; pero éste me ignora espléndidamente. Alrededor de la mesa de reuniones de la Moncloa hay otra gente que me es conocida, pero que no puedo identificar por su nombre.

Segundo sueño. Se trata de la bajera de mi nuevo coche. La rocé a gusto saliendo de la casa del Ampurdán. Se le quedó pegada toda la cal del murete que me comí­. Pues bien, ayer soñe que esa bajera se curaba como cicatriza una herida o como se va disipando una rozadura. Ya no quedaba nada de cal y solo unas manchas negruzcas casi cuadradas que cada vez se distinguí­an menos del azul marino de la pintura del vehí­culo.

Y ¿qué significan estos sueños?

Pues no tengo ni la más remota idea. Consultaré con mi analista.

«Sueños» recibió 0 desde que se publicó el Viernes 9 de Marzo de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.