Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Sidra, Macro y Datos

La verdad sobre algo trivial es menos relevante que un cierto error

Sidra macroeconomiaNo suelo beber sidra excepto en Asturias y en esta sidrería de un restaurante vasco en Madrid sito en la calle Quevedo. Hacía tiempo que no había estado pero ayer, aprovechando la reunión mensual que unos cuantos amigos celebramos desde hace más de veinte años, nos decidimos a ir desde la Plaza de Santa Ana, lugar de la cita de este mes, hasta esta sidrería en la que, rompiendo la tradición nos decidimos a sentarnos en mesa e improvisar una especie de cenita con sus aperitivos y un chuletón a repartir entre varios.

Solo al final de la cena y ya próximos a levantarnos y larganos cada uno por su lado, me vino a la memoria que fue Alberto Lafuente el que me la descubrió y él también el que me arrastró no pocas veces a comer en ella acompañados de personas muy al tanto de lo que pasaba en el mundillo de la política. Fue como un aula para mí en la que aprendí, con brevedad y contundencia, lo que otros tardan un año en el contexto de un master. Y esto gracias a Alberto. Debería incluir este reconocimiento en la parte que me toca en el homenaje que mañana le rinde la Universidad Carlos III en el campus de la Puerta de Toledo después de unos dos meses de su fallecimiento. Pero me temo que ya no me cabe en el texto que he redactado y, por otro lado, no haría sino remachar la enorme capacidad de Alberto para comprender inmediatamente las líneas maestras de cualquier asunto, capacidad esta que ya subrayo en ese texto.

Quede aquí pues este recuerdo que ayer guardé para mí sin compartirlo con los amigos. Y paso a aspectos de la conversación que nos permitimos entre bocado y bocado. Lo que me importa remachar es la opinión unánime sobre el estado de la Macroeconomía que, de ser la reina madre en los 70 ya no pinta nada a pesar de que sus padres fundadores están por ahí sin aparente autocriticismo ninguno por su parte tal como nos recuerda Paul Romer en un trabajo reciente en los Papers and Proceedings of The American Economic Rewiew y a pesar de que él mismo ha caído en las mismas manías de las que adolece la Macro en general.

Y lo que todavía me importa más es que coincidíamos todos en que la Macro es muy difícil de convertir en una ciencia empírica pues la forma en que se puede agregar el modelo micro básico es tan dependiente de variados y pobremente calculados parámetros que ante un cambio cualquiera de la realidad se puede predecir efectos muy diversos. Ante esta evidencia, y como reflejo del cambio que sentimos hacia modelitos específicos sobre detalles no muy interesantes en sí mismos, las opiniones divergieron un tanto. Los más sensatos de los comensales querían creer que la proliferación de esos modelitos basada en la abundancia de datos sobre cualquier pequeña parte de un sistema económico podían ser vistos como el preludio de una nueva Macroeconomía mucho más acertada. Los no muy insensatos se atrevían a pedir que tanto dato se aplicara no a cuestiones que creían poco interesantes sino a solventar dudas sobre asuntos centrales de un sistema económico. Solo un viejo como yo se atrevió a mostrar su enfado con el uso exagerado de tanto dato alegando que la verdad sobre algo trivial es menos relevante que un cierto error, o incluso una especie de pieza musical, sobre aquello cuya afloración sería clave para nuestra comprensión del mundo entero.

Un poco exagerada esta última opinión; pero esta es la gracia de estar fuera del mundo, que te puedes permitir expresar todas tus opiniones por muy injustificads que sean.

«Sidra, Macro y Datos» recibió 1 desde que se publicó el Miércoles 19 de Octubre de 2016 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias