Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Sarkozy se enreda y Krugman patina

Sigue de vacaciones pero ha escrito una carta a Angela Merkel, presidente de turno del G-7 para convicar una reunión sobre mercados financieros, una cosa anglosajona que no le gusta al francés de origen húngaro.

Protesta contra las agencias de rating, aborrece la especulación y solicita medidas consensuadas para regular los mercados de forma que sean más transparentes.

Pero resulta que la transparencia no es la purga de benito y puede ser contraproducente, que la especulación no es sino parte central del funcionamiento de los mercados a no ser que queramos volver al crédito oficial y que la regulación siempre llega tarde y mal. Enron acabó con la falacia de que las compañí­as de accountancy son infalibles y la crisis actual parece que puede hacernos recordar que las agencias de rating nacen por iniciativa privada y que se mantiene por pura reputación, justamente lo que ahora parecen estar perdiendo.

La heterodoxia de Sarkozy reaparece bajo un disfraz muy antiguo, el sdsfraz de la razón burguesa a la francesa que cree que todo tiene una solución racional ( lo que puede ser verdad) que lleva al mejor de los mundos ( lo que nunca es cierto).

Pero, en cualquier caso, nada ocurre de golpe. Las cosas mejoran poco a poco, en tiempo real y solamente como media, lo que, naturalmente, no excluye batacazos como el de estos dí­as que no podrán ser evitadas en el futuro por mucha razón que se le eche al asunto, por mucha comisión del senado (Sabaness-Oxley) que se monte o por mucho código de buen gobierno ( el refundido por Conthe) que se nos venga encima.

Lo que la experiencia enseña es que no enseña nada excepto a que cada uno funcione nosiguiendo al rebaño sino solamente cuando esté convencido que entiende el mecanismo y conoce su capacidad de asumir riesgos y su voluntad de hacerlo. Esta es la única regla posible y ninguna otra resistirá el empuje de la innovación. Enron inventó cosas de interes y los derivados o las asset based securities están aquí­ , y espero que se queden, para repartir el riesgo.

Esta es una lección a aprender que Sarkozy parece no querer enfrentar. No hay que regular o cerrar fronteras en ningun sentido, ni real ni figurado. Lo que hay que hacer es todo lo contrario, llevar al paroxismo el reparto de riesgos, tal como trataba yo de subrayar hace poco al hablar de sexo y decir que cuanto más menos peligroso, glosando lo que habí­a escrito no sé quien, y en base a un artí­culo muy antiguo que quizá aparezca pronto en una nueva colección de mis columnas.

Y tampoco estoy seguro de que Krugman tenga razón en su última entrega en la que aboga por que no se saque de apuros a los bancos excesivamente ambiciosos o arriesgados y porque se apoye al ingenuo ciudadano que ha sido captado por un malévolo banco con sus redes hechas de hipotecas adornadas falsamente. Me parece que no hay más remedio que ayudar a los bancos en apuros comprándoles sus créditos malos y no dejando que se seque el crédito. Las cosas son así­ y nuestro único consuelo es que a mediada que el capitalismo toma velocidad, los heridos no son siempre los mismos y las ganacias de la innovación recaen sobre una población cada dí­a más amplia.

«Sarkozy se enreda y Krugman patina» recibió 3 desde que se publicó el Sábado 18 de Agosto de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Es curiosa la veta moral de Krugman… En Sarkozy, hablando de la especulación, puedo entender que de base haya un desconocimiento sin mayores consecuencias o un guiño populista bonapartista… a las finales demagogia. Pero en Krugman lo malo es que creo en su sinceridad y me asusta. Si pasa a abogar por una política monetaria “moralizante”, regida no por objetivos económicos sino por objetivos para-religiosos, la pobre izquierda americana va a entrar a la pata coja en el la Casa Blanca.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] un país terriblemente elitista y por su aparente heterodoxia económica tal como escribí aquí y aquí justo el verano en el que comenzó la crisis. No era «enarca» y no creía en alguna de las […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.