Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Rifkin

Rifkin nos anunciaba con bastante elocuencia que el capitalismo se eclipsa y que a un sistema que podemos denominar el procomún colaborativo en el que los agentes ya no se diferencian entre productores y consumidores, sino que todos son ya ambas cosas a a la vez y comparten lo que producen. Genero mi propia electricidad y la vuelco en la red para que la utilice cualquiera que esté enganchado a ella. Y así en casi todo.

la-sociedad-de-coste-marginal-ceroAyer la Fundación del Pino nos ofreció la conferencia de Jeremy Rifkin sobre su nuevo libro, La sociedad del coste marginal cero, en el que nos habla sobre el internet de las cosas, el procomún colaborativo y el eclipse del capitalismo. No es la primera vez que menciono a este ensayista en este blog. Ya en el año 2006 le mencionaba en conexión con las ideas de Becker y Posner cuando inauguraron su blog dos años antes. Las reproduzco aquí traducidas por mí:

El blogueo es uno de los fenómenos más significativos en el campo de lo social, de lo polí­tico y de lo económico. Es una ejemplificación asombrosa y novedosa de la tesis mantenida por Hayek y, según la cual, el conocimieto está ampliamente distribui­do entre la gente, de forma que el reto para la sociedad es crear los mecanismos que permitan poner en común ese conocimiento. El poderoso mecanismo al que los economistas en general, y Hayek muy en particular, prestaron su atención, es el mecanismo de precios (el mercado). El más reciente de estos mecanismos es la “blogsfera”. Hay cuatro millones de blogs. Internet permite la instantánea puesta en común (y por lo tanto la corrección, el refinamiento y la amplificación) de ideas y opiniones, hechos e imágenes, reportajes o trabajo académico generados por los bloggers.

En palabras más breves, podríamos decir que lo que entonces se llamaba La Red podía sustituir al mercado en su papel de procesar la información dispersa y ponerla en el conocimiento público. El mercado consigue este «milagro», tal como destacaban los austríacos, y en especial Hayek, generando precios que son nada menos que un estadístico suficiente de toda la información repartida entre los agentes económicos. Cuando La Red crece y lo hace distribuidamente la información, por muy desperdigada que esté, es conocida por todo el mundo a un mero golpe de búsqueda en cualquier buscador de internet.

A partir de esa idea comenzó la elucubración cada día más intensa sobre las posibilidades económicas y sociales de la blogsfera. Y hemos llegado hasta imaginar un sistema económico alternativo al capitalismo de mercado o al socialismo centralizado. Nada menos que esto es lo que anunciaba ayer Jeremy Rifking en la Fundación del Pino, en un ejercicio de lo que un día llamé Economía Desmercada (en el contexto de un artículo sobre el fenómeno de las ciberturbas que tanto juego ha dado años más tarde) como el estudio de fenómenos que consideramos económicos sin ayuda del mercado y con el apoyo de las instituciones en sentido amplio o de ideas que no se relacionan con el mercado.

Nos anunciaba con bastante elocuencia que el capitalismo se eclipsa y que con el apoyo de lo que hemos dado en llamar la Internet de las cosas, llegamos o llegarán nuestros hijos o nietos a un sistema que podemos denominar el procomún colaborativo en el que los agentes ya no se diferencian entre productores y consumidores, sino que todos son ya ambas cosas a a la vez y comparten lo que producen. Genero mi propia electricidad y la vuelco en la red para que la utilice cualquiera que esté enganchado a ella. Y así en casi todo.

No son ideas del todo novedosas y en cierto sentido ya estaban en El Capitalismo que Viene; pero se me antoja significativo que alguien como este ensayista pretenda darles una amplitud tan general. Sin embargo, estas ideas tardarán en aceptarse y formar parte del conocimiento común, y es posible que si se aceptan nos quedemos anclados en ellas.

Ayer la audiencia del auditorio de la Fundación del Pino estaba menos lleno de lo normal y la edad media de los asistentes muy por debajo de otras ocasiones. Los mayores no las entendemos muy bien y, lo que es peor, aquellos que dicen entenderlas las hacen suyas con tanta prisa y vehemencia que creen que los mercados desaparecerán mañana sin oposición y que todos seremos generosos en nuestro compartir el procomún que generaremos entre todos. En mi opinión, sin embargo, el mercado será necesario para seguir compitiendo con nuevas innovaciones justamente en la Internet de las cosas y no tendremos más remedio que esforzar nuestra imaginación para la creación de nuevas instituciones que permitan el reparto de lo producido de manera civilizada.

Es decir, hemos de prepararnos para ir más allá de la Sharing Economy.

«Rifkin» recibió 0 desde que se publicó el Martes 16 de Septiembre de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias