Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Relevo en el Banco de España

Publicado en Expansion, martes 1 de agosto de 2006

Hace dos semanas Miguel Ángel Fernández Ordóñez tomo posesión como nuevo Gobernador del Banco de España. En las fotos de todos los periódicos del día siguiente se veían caras sonrientes por doquier. Sonreía satisfecho Pedro Solbes, sonreía aparentemente contento el nuevo Gobernador y aplaudía el saliente. Miguel Sebastián ocupaba su habitual lugar discreto en las fotos lo mismo que José Viñals, una magnífica elección como subgobernador dada su trayectoria.

Pero no se veían por ningún lado a representantes del principal partido de oposición. Quizá no es costumbre invitarles a estas ceremonias o quizá no quisieron acudir. En cualquier caso así terminaba un periódico cargado de ataques y contraataques entre El PSOE y el PP alrededor de la forma de llevar a cabo el relevo.

Dicen que había una regla no escrita, de esas que sirven para cimentar las buenas relaciones entre las personas de diferente militancia política, según la cual el partido en el gobierno nombra al Gobernador y el principal partido de la oposición señala al segundo de a bordo. Sea o no cierta esa regla no escrita, se haya cumplido o no escrupulosamente en el pasado y sea o no conveniente, lo cierto es que las circunstancias han cambiado y que lo que merece la pena pensar con cuidado más allá de las costumbres, es el perfil adecuado de los banqueros centrales para cumplir con una misión que no puede ser igual que antes de la existencia de un Banco Central Europeo.

La Política Monetaria está ya en manos del BCE y la influencia de cualquier Banco Central nacional es pequeña y dependiente de su reputación como antiguo responsable de la Política Monetaria, como técnico de la supervisión bancaria, o financiera en general, y como elaborador de la regulación de las entidades supervisadas. Hay aquí varios temas de interés que se entrecruzan.

Sobre Bancos Centrales como diseñadores de la Política Monetaria se ha escrito tanto que basta con recordar brevemente los principales debates para luego pasar a otros temas de un interés más inmediato. Esta institución llamada Banco Central que nos parece tan natural podría no existir si los tipos de cambio fueran fijos y se reimpusiera el patrón oro con un coeficiente de reservas del 100%.

A pesar de que esta podría ser la postura austriaca y no está muy alejada de algunas propuestas ya antiguas de Milton Friedman, la emergencia de un sistema de tipos de cambio flexibles en un mundo que no constituye una área monetaria ya no óptima, sino simplemente factible, acompañada por la centralidad de una Política Monetaria nacional y su delegación en un Banco Central independiente del Gobierno, ha permitido el crecimiento notable de los últimos lustros haciendo de la inflación un problema casi olvidado y facilitando así la suavización de los ciclos económicos y la emergencia de reglas que proporcionan un escenario creíble a la iniciativa privada.

La realidad económica es path dependent y es a partir de esa situación desde la que tenemos que juzgar a esta institución que puede ir cambiando su ámbito, tal como está ocurriendo en la UE, para caminar en la dirección de una especie de régimen de tipos de cambio fijos, como es el arreglo del euro, a pesar de que no hay ninguna imposibilidad metafísica de salirse de él.

En todo caso, la situación de un Banco Central de cualquier país asociado al euro, como el Banco de España, ya no es la misma y su misión en el ámbito de la Política Monetaria y Cambiaria se limita a colaborar con los otros Bancos Centrales en dos puntos. Participar en el manejo del tipo de cambio del euro cuando las circunstancias internacionales impongan ese tipo de indeseables, pero inevitables, intervenciones. Y participar asimismo en la elaboración dicha Política Monetaria y en la forma de comunicarla.

Es esta limitación la que disminuye el poder del Banco de España y la que explica aquella famosa salida de Solbes que causó tanto revuelo en algunos periódicos en medio de las primeras escaramuzas entre los dos grandes partidos que acusaban al ya nuevo Gobernador de no ser independiente. Solbes dijo que esa independencia no era ya tan importante y tenía razón. El BCE sí ha de ser independiente; pero los otros Bancos Centrales no tienen porqué serlo más allá de lo su labor de supervisores y de reguladores.

La independencia de Miguel Angel Fernández Ordóñez hay que discutirla por lo tanto en estos otros ámbitos. Tener o no carnet de un partido no dice nada sobre la independencia de una figura pública. En mi opinión se trata de una señal equívoca. El tenerlo puede evidenciar una lealtad sospechosamente acrítica; pero el no tenerlo puede constituir una coartada para mejor servir los interese de quien sea, aunque no sean los nacionales.

En el caso del nuevo Gobernador, tenga o no carnet del PSOE, su independencia se probó durante sus años al frente del Comisión Nacional de la Energía. Y esto es importante porque su responsabilidad actual se parece más a la que ejerció en esa comisión que a la responsabilidad del banquero central.

Es justamente este tipo de independencia asociada más bien a una agencia reguladora normal la que va a necesitar el Banco de España para cumplir satisfactoriamente las que van a ser sus misiones principales. Como regulador no le va a quedar más remedio que tener las ideas claras y hacerlas públicas en lo que respecta a la inclusión en su ámbito de competencia de sociedades como Afinsa y Forum Filatélico y, lo que es más importante, en lo relativo al futuro de las Cajas de Ahorros. Es especialmente este último punto el que va a marcar el mandato del nuevo Gobernador y el que nos permitirá juzgar su independencia o su adaptabilidad, bien a las circunstancias, bien a los requerimientos políticos.

Además de estos dos asuntos calientes queda el más sutil de la aplicación de Basilea II, un experimento que aunque muy trabajado, justamente durante el mandato de Caruana, no deja de tener riesgos y otras consecuencias para la industria financiera. Al permitir ventajas a los bancos con mejores métodos de medir el riesgo, Basilea II va a exigir del regulador un seguimiento minucioso del experimento y una vigilancia atenta de los cambios que su aplicación pueda tener en la estructura del sector financiero.

Y estos asuntos que acabo de mencionar no son independientes de la supervisión. Pero el Banco de España funciona en esto como trenes en la noche, a toda máquina y sin sobresaltos. La sintonía con la industria es buena y no parece que esto pueda cambiar aunque el Gobernador fuera un fanático de la ideología de cualquier partido, lo que no parece ser el caso del nuevo.

No hay nadie que disienta acerca de la necesidad de evitar una estampida de depositantes de cualquier banco y para ello tiene que estar muy claro quien es el prestamista de última instancia. Como esto está todavía en discusión en Europa, es en este punto donde vamos a ver no tanto la independencia como la pericia del nuevo tándem que va dirigir el Banco de España.

Por un lado yo les veo sobradamente preparados, especialmente por la experiencia específica de Viñals, para influir en que la decisión que se tome en Europa a este respecto sea óptima. Por otro lado también les veo con la suficiente flexibilidad como para saber cómo comportarse si un problema de ese tipo surgiera, no en sociedades como las filatélicas citadas, sino en un banco comercial sujeto a supervisión. Aquí no es conveniente un gobernador robótico; sino alguien que coordine la salvación in extremis de una institución cuya quiebra desordenada podría acarrear un verdadero problema financiero y hasta económico. Yo confiaría en la experiencia y el carácter del nuevo Gobernador.

Dejémonos pues de juicios de intenciones y de recelos y hagamos votos porque el nuevo gobierno del Banco de España no solo no desacredite la más que razonable trayectoria de la institución, sino que la mejore en aquellos aspectos como los destacados aquí que son los cruciales ahora mismo. Tiene más que sobrada capacidad para ello.

«Relevo en el Banco de España» recibió 0 desde que se publicó el Martes 1 de Agosto de 2006 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.