Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Regulación eléctrica: una idea rara

Creo detectar una tendencia a pedir una regulación única en lo que respecta al sector eléctrico europeo. Si no fuera única, se arguye, parecerí­a muy dificil construir un mercado eléctrico único cuando tiene que tratarse necesariamente de un mercado regulado.

Que esto último es así­ se debe a que no es polí­ticamente aceptable que el precio de la electricidad al por menor tenga unos picos que llevarí­an a que la economí­a doméstica tuviera que estar pendiente en todo momento del dí­a del precio del kilovato para ajustar su consumo.Eso podrí­a hacerse mediante los contadores inteligentes, pero su mero resultado producirí­a tal incomodidad, con la colada interrumpida inesperadamente, que no hay más remedio que calcular tarifas de forma tal que la recuperación de los costes relevantes se haga sobre un periodo de tiempo y sobre el coste medio.

Que para constituir un mercado único así­ haga falta un regulador único es lo que, en mi opinión, no está claro.

Hablando en general dirí­a que la competencia entre entidades reguladoras serí­a aquí­ también buena como lo es – tal como he argí¼ido en el CAPITALISMO QUE VIENE, para cualquier función reguladora. Y es buena porque, en general, esta competencia reguladora lleva finalmente a la localización más adecuada de la tarea productiva y regulada de que se trate sin que esa localización se distorsione por cuestines espúreas. La regulación es, sin duda, una de esas cuestiones espúreas; pero la competencia entre agencias reguladoras, quizá regionales, minimiza las distorsiones proporcionando un óptimo de segundo orden.

Ahoara bien en lo que respecta a la electricidad las consideraciones que acabo de hacer no tienen sentido a no ser que no haya interconexiones. Dada la velocidad a la que se mueve la eletricidad el problema de la interconexión es real- pues hay pérdidas o robos por el camino- pero no esencial. De ahí­ que la competencia reguladora no nos lleve, en este caso de la electricidad, a la localización más adecuada.

¿Para qué pues la competencia reguldora en este caso? Pues justamente para que funcione el mercado de control empresarial que sí­ es único y está sometido a un regulador de la competencia que también lo es.

Esto último, sin embargo, tampoco serí­a necesario. La competencia en este tipo de regulación llevarí­a a que el mercado de control corporativo fuera más activo.

«Regulación eléctrica: una idea rara» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 30 de Septiembre de 2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] impuestas por la regulación existente, regulación que, por otro lado y tal como expliqué en el último post, son inevitables en muchos […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.