Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Recuperación y mendicidad

Mendiciadad, indicadores económicos y espacio Schengen.

espacio_schengenPensé que los datos económicos de los últimos trimestres, tan aireados por la prensa cercana al PP, no habrían sido muy manipulados y que sus efectos se dejarían sentir en no pocos sectores. Me ha parecido que aparentemente era así con el turismo que uno nota por la calle, con el supermercado que frecuento, con la audiencia del teatro o con la dificultad para reservar algún restaurante. El único signo que no me cuadraba era y es el de la mendicidad. Pensaba que estábamos comenzando a sentir los efectos de la ley de Okun y que el paro disminuiría y con él la mendicidad, pero no ha sido así.

Pensé que algunos mendigos habrían encontrado un trabajito a tiempo parcial y desde luego temporal, creí que la recuperación de subsectores como la chatarra, con el chatarrero anunciándose con un potente megáfono, o con la tapicería y su anunciante el tapicero, no volverían ya. Y, en el principio de esta recuperación aparente, se dieron estos cambios, pero de repente he vuelto a ver a mis mendigos, unos vergonzantes y otros completamente afirmativos de su miseria, casi unos amigos como ya dije aquí.

Ha reaparecido en un lugar distinto la señora bien vestida que se acerca serenamente y te murmura, de forma tal que tienes que acercarte para poder oírle, que necesita dar de comer a su familia. La he reconocido inmediatamente y ya de lejos le indico si voy a ayudar o no. Esto mismo hago con los vendedores de kleenex u otras chucherías.Y no sé porqué nunca doy nada a los que arrodillados cierran los ojos y suponen que lees el cartel en el que te hacen saber el origen de su situación insostenible. No me gusta mi arbitrariedad pero soy así de cruel parece ser.

También es cierto que algunos mendigos no han variado sus costumbres en el último año. Es el caso de mi rumanita que ya es toda una mujer pero sigue sentada en el mismo sitio de siempre y que está a punto de recuperar su frecuencia de actividad mendicante aunque ahora sin decir ni anunciar nunca la causa de su necesidad de pedir. Solo sujeta el vaso de cartón en su mano derecha. Es cruel pero su reaparición me ha alegrado y he doblado mi aportación sobre todo para oír su nuevo tono de voz pidiéndome primero y deseándome la bendición de Dios cuando ya he sobrepasado su posición.

Y toda esta miseria recuperada me hace pensar que los datos o bien no reflejan la verdad o, de hecho, la reflejan mejor que cualquier otro indicador. O seguramente ambas cosas a la vez. Digo seguramente porque, como me hizo ver mi mujer, ya se ha debido correr la voz de que este territorio de caza ha vuelto a ver enriquecer y engordar sus ejemplares. Una muestra clara de la importancia del espacio Schengen. La movilidad no solo sirve para la emigración de nuestra juventud bien formada sino también para la inmigración de los mendigos. Bienvenidos sean.

Pero ya es hora de que las autoridades de semejante territorio entiendan que la amenaza de Renzi de dar a los miles de inmigrantes que llegan a sus costas papeles suficientes para que puedan llegar allá donde deseen superando la llamada Convención de Dublín, es razonable.

«Recuperación y mendicidad» recibió 2 desde que se publicó el lunes 15 de junio de 2015 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Pudiste leer esta presentación de Dani Rodrik que se difundió esta semana? http://lamatriz.org/url/3718

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.