Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Recuerdo y homenaje a L.A. Rojo

Hace menos de un año murió L.A. Rojo y esto es lo que escribí. De ello se desprende que esta persona era para mí objeto de curiosidad intelectual. Por lo tanto hace unos días me fue imposible no acudir a la presentación del libro de homenaje y recuerdo a él dedicado. Carlos Sebastián, coordinador del esfuerzo conjunto, nos recordó que algunos de sus exalumnos, y colaboradores en sus diferentes facetas, habían reunido fuerzas para elaborar un libro de recuerdos que las recordara en toda su variedad.

Pocos comentarios puedo hacer de lo que allí vi, pero me parece que quiero hacerlos.

En primer lugar me resultó llamativa la frialdad del acto comenzando por la puesta en escena con todos los contribuyentes al libro en la presidencia y solo tres intervenciones. Ya sé que eran muchos pero cinco minutos cada uno no hubieran alargado el acto que duró apenas una hora y le hubieran dotado de algo más de calidez y de interés al revelar, de manera más caliente de la que lo hizo la presentación del coordinador, la diversidad de sus intereses y de sus papeles varios a lo largo de cuatro décadas. Pero es que, además, de los que hablaron solo noté un cierto temblor en la voz de Samuel Bentolila.

En segundo lugar el ambiente general del acto era especial. Un salón bien grande y lleno de gente resultaba extrañamente homogéneo. Yo diría que allí estaba lo que un extraño llamaría, tal como hace un amigo mío, la Nobleza de Estado, ese conjunto de altos funcionarios que creen, seguramente con acierto al menos parcial, que hacen funcionar al país, pero que no dejan que se demuestre lo contrario o que simplemente se someta a escrutinio esa creencia.

En tercer lugar resultaba raro el localismo del acto. Un producto estrictamente madrileño que hace que los que no nos reconocemos de Madrid por muy bien que nos encontremos en esta villa, nos sintamos extraños. No conocemos lo que significa vivir en un barrio o en otro, no podemos juzgar la postura de nadie en épocas difíciles en las que los de fuera hacíamos guerritas en otro lado con significaciones bien distintas a las que se hacían en Madrid y no podemos imaginar lo que significaba ser un alto funcionario de España con actividades estrictamente madrileñas aunque algunos de sus efectos nos afectaran a todos.

Finalmente, y aunque hubiera quedado claro que Rojo era un tipo intelectualmente potente y versátil en sus intereses, una primera mirada al libro de recuerdo y homenaje, me hace pensar que la diversidad de su trabajo propiamente intelectual no está bien reflejada. Es como si solo hubiera destacado en abrir las mentes a la macroeconomía más o menos puesta al día, en intentar cambiar la enseñanza de la economía y en crear instituciones al pairo de esa universidad. Pero hay algo más. Escribió (con Victor Pérez Díaz) sobre Marx y marxismo tal como se recuerda en alguno de los trabajos y tradujo allí por 1966 el famoso libro de Srafa Producción de Mercancías a través de Mercancías, una cosa que cuando la leí y me fijé en su traductor me pareció esotérica hasta que me enteré más tarde que podría formar parte de la modelización del crecimiento multisectorial y que, además, algo tenía que ver con la discusión entre los dos Cambridges, una disputa intelectual fascinante que he vuelto a recordar hace un par de meses al rememorar la figura de Garegnani y de la que, que yo sepa, no se hizo eco Rojo, aunque floreció en la periferia.

Como ya parece que todos los economistas la han olvidado, su falta de actualidad podría tomarse como un acierto más del centro sobre la periferia, pero no es así. La periferia tiene siempre el mérito de ser más espontánea y capaz de no dejarse llevar por ningún gurú por estimable que este sea. Y ello por que los gurús de nuestro país solo parecen florecer en la capital donde se acumulan los altos funcionarios de cuerpos estatales ganadores de unas oposiciones que solo podías ganar si te acomodabas a las reglas de ese juego tan ineficiente.

Y cerró el acto Jaime Terceiro yo diría que con ciertas prisas.

«Recuerdo y homenaje a L.A. Rojo» recibió 0 desde que se publicó el Lunes 20 de Febrero de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias