Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Profesor , maestro, testigo

El viernes, después de mi sesión de masaje y todavía aturdido por exceso de relajamiento, encendí la tele y topé con un Cara a Cara de Antonio San José con Enrique Rojas de entrevistado con ocasión de su nuevo libro sobre la amistad. En ese preciso momento estaba disertando, no sé a cuento de qué, sobre la necesaria distinción de tres conceptos: profesor, maestro y testigo.

Los explicó con sencillez; pero su voz cadenciosa tuvo la virtud de evocar en mí parelelismos con algunas categorías de Foucault.El profesor practica una disciplina en el sentido de Foucault y contribuye al dispositivo de control del discurso. El segundo, maestro, es como un autor que cumple con su función controladorra de reducir el ámbito de lo público quedanádose los derechos de autor con la excusa de que no se limita a repetir, sino que crea algo inédito que dirige el paso de los díscípulos. El testigo de Rojas sería el que explora el “pensamiento del afuera” traspasando la frontera de lo inteligible y nos ilustra con su mera presencia sobre los peligros de querer ser dioses.

Seguro que esta tríada no es del gusto de Rojas; pero a mí me sigue ilustrando y es que las tríadas las tríadas dan mucho de sí. El gran sociólogo, cuyo nombre he olvidado escribió un libro, traducido en Alianza hace más de treinta años, en el que parecía querer decir que la tríada es como una base en sentido matemático para cualquier otra figura que pueda aparecer en sociología.

Quizá por la Trinidad pero parece que eso de la tríada tiene algo de universal. Recuerdo cómo yo mismo escribí una columna sobre Moisés y Aaron que se titulaba algo así como Lider, autor, maestro y que está recogido en Economía en Porciones.

Y ahora me estiro hasta relacionar las tríadas con la palabra. El profesor dicta sin vacilación, el maestro murmura sus pensamientos tentativos y el testigo permanece en silencio hasta que tiene algo que decir.

«Profesor , maestro, testigo» recibió 2 desde que se publicó el Domingo 28 de Junio de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. al.alba dice:

    Hola Juan,
    Dices que no sabes a cuento de qué disertaba Enrique Rojas sobre esta trinidad. A ver como te lo explico … Para vender su “amistad” en CNN+ – donde la gente es muy leída -, era evidente que Enrique Rojas no podía volver a repetir (ver al final antepenúltimo párrafo), esto,
    http://www.elmundo.es/opinion/tribuna-libre/2009/04/2627218.html

    con esto,
    http://www.elmundo.es/papel/hemeroteca/1998/06/28/cronica/448778.html

    ¿De qué otra forma podía traer Enrique Rojas a colación eso que le encanta tanto repetir que más o menos dice “…educar
    http://enriquerojaschanchullosymentiras.blogspot.com/2009/04/enrique-rojas-pura-mentira.html

    es seducir,
    http://www.psicofraude.com/phpBB3/viewtopic.php?t=324

    con ejemplaridad,
    http://enriquerojaschanchullosymentiras.blogspot.com/2009/05/enrique-rojas-documento-de-interes.html

    y encantamiento,
    http://www.slideshare.net/reos/enrique-rojas-psiquiatra-social

    poniendo de maniesto que él, es un vivo ejemplo de “la trinidad”.

    Saludos,

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] se multiplica. Hagamos de la palabra un arte….”. Como el que practica el testigo al que hacía referencia hace algunas fechas (0 […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.