Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Prejuicios

¿Es Arnaldo Otegui un ciudadano español? Parecería que sí de modo que, supongo, goza de todos los derechos que tiene un ciudano cualquiera excepto, también supongo, los que no puede ejercer mientras está en el banquillo o en la cárcel. No puede levantarse y largarse de un sitio en el que no le apetece estar y no puede pedir un taxi y salir de Martutene para ir al cine. ¿ Es la señora Murillo una magistrada del sistema judicial español además de un ciudadana? Yo diría que sí de forma que , supongo una vez más, puede hacer lo que quiera en su sala excepto actuar prejuiciadamente, cosa que sí puede hacer Otegui. Por eso éste está preparado para negarse a contestar a la pregunta de si condena rotundamente a ETA ejerciendo así su derecho de ciudadano español. Lástima, pues hubiera sido muy ilustrativo saber lo que constituye la rotundidad para el derecho procesal penal en interpretación de la Magistrada Murillo quien, por cierto, también parece aquejada de algún prejuicio cuando dice, sin necesidad, que ya sabía que el imputado no contestaría a esa pregunta. Pero basta ya de retórica y vayamos con lo serio. ¿Puede un imputado sentado en un banquillo de la Audiencia Nacional beber lo que quiera? A juzgar por la respuesta a la pregunta de la abogada de Otegui, pensaríamos que sí aunque es posible que eso solo sea posible si estás en huelga de hambre. En su día me hubiera interesado la pregunta de una forma muy personal, pero hoy lo pregunto solo “por saber” que se dice. Y si hubiere algo más serio que eso sería naturalmente que la acusación contra un ciudadano esté basada en lo que dijo hace años , en una lengua consagrada en la CE78, aportando como prueba lo que los periódicos dijeron que dijo. Esos periódicos que hoy nos dicen que la policía dice que los últimos presuntos etarras detenidos estaban en posesión de cantidades respetables de droga dura, la misma que hace años era, según ETA, un veneno para la sana juventud vasca y cuya distribución merecía el ajusticiamiento, curiosa palabra mal empleada por mí pues no todo juicio ha de terminar con la muerte ni todo ajusticiamiento es el resultado de una justicia sin prejuicios.

«Prejuicios» recibió 0 desde que se publicó el Viernes 29 de Enero de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.