Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Posibles teorías alternativas del valor

Mozart vs SallieriQué tiempos aquellos en los que el Decano se enzarzaba con los estudiantes en una discusión en el Aula Magna de una facultad de económicas y casi llegaban a las manos por una discusión sobre la Teoría del Valor. Recuerdo aquel estudiante, hoy un influyente e imprescindible consultor para navegar bien en Latam, y en aquel entonces defensor de la Teoría del Valor-trabajo que ponía valor y precio a cada cosa según el trabajo empleado en producirla y despreciaba a la teoría neoclásica para la que, según él, lo único importante para determinar el valor de algo era la utilidad en el margen. ¡Error! decía el Decano pues los neoclásicos no solo miraban a la utilidad y a la demanda sino también y simultáneamente a la oferta y la tecnología.

Eran tiempos en los que parecía que nos tomábamos en serio la manera de mirar a la ciencia económica pues creíamos que esa mirada determinaba nuestra actitud hacia la convivencia. Hoy ya nos tomamos tan en serio prácticamente nada y, como resultado, vivimos simultáneamente distintas teorías del valor. Y parece que sin aspavientos cuando es hoy cuando deberíamos estar echándonos los trastos a la cabeza.

«Solo lo que cuesta vale» dicen no pocos al tiempo que otros remachan que los tiempos exigen esfuerzo, sacrificio y austeridad en una especie de remedo de aquellas muy serias teorías del valor que calculaban lo que de cada bien exigía la producción de una unidad de un bien determinado y lo que de trabajo exigía la producción de cada uno de ellos permitiendo así calcular el valor-trabajo relativo de los bienes y, en principio, los precios relativos. Esto a través de la plusvalía, decía el estudiante, nos lleva a la lucha de clases y consiguientemente a una manera de entender la convivencia.

Y sin embargo podría haber una teoría alternativa del valor que afirmaría que lo que vale es justamente lo que no cuesta. Todo lo que realmente es novedoso y nos indica un camino que nos aleja de la vulgaridad circundante es gratis o algunos dirían gratuito, sin justificación aparente. De aquí no se sigue una teoría general de los precios relativos ni una manera específica de entender la manera de no matarnos unos a otros, pero sí abre un portillo a entender bien algún día las mil maneras de generar escasez, cuando ésta no es natural, a fin de atrapar rentas.

Parece que la crisis nos debería devolvernos a aquellas épocas de discusiones abiertas y condicionantes de la maneara de vivir. Pero no es así pues si lo fuera estaríamos realmente atrapados en la economía de la abundancia y en la disipación de rentas. La única manera de disipar rentas, es decir de eliminar los beneficios no merecidos, es la admiración por la competición atlética o de cualquier tipo que todos llevamos en lo genes y de la cual nace la idea de competencia económica. La única justificación moral, realmente moral, del esfuerzo es que éste se ejerza simplemente por ganar. Para saber más que otro, hacer un sudoku más rápido, llegar antes que otro, saltar más que un cuarto otro o llegar más lejos que un quinto otro, cualquier otro. Cualquier otra justificación del esfuerzo quita valor a cualquier cosa que consigamos mediante ese esfuerzo, ese sudor con el se nos castigó al expulsarnos el paraíso.

Y de aquí sí que se sigue una forma de vida. Me gustaría ser el Decano de una discusión de este tipo para hacer una afirmación aparentemente alocada: hay que vivir para volver al paraíso y decirle al ángel exterminador que hemos ganado y que gracias por haber sabido competir. Probablemente sería abucheado como lo fue aquel que hace tantos años sembraba la duda sobre la teoría del valor-trabajo.

«Posibles teorías alternativas del valor» recibió 8 desde que se publicó el Jueves 12 de Abril de 2012 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Bravo!! La gracia (el procomún, la abundancia) finalmente despidiendo a la escasez exterminadora. ¿Te diste cuenta del paralelismo con «Las bodas del cielo y el infierno»?

  2. Imagen de perfil de Juan Urrutia Juan Urrutia dice:

    Me temo que mi conocimiento de Blake es menos que limitado. Prefiero contrastar la gracia con la torpeza, a veces hasta inteligente: visón vs.técnica.

  3. Ramón M dice:

    “La única manera de disipar rentas, es decir de eliminar los beneficios no merecidos, es la admiración por la competición ” “la única justificación moral, realmente moral, del esfuerzo es que éste se ejerza simplemente por ganar. Para saber más que otro, hacer un sudoku más rápido, llegar antes que otros” entiendo que es por via de la meroticracia, pero se puede también por via de valorar la cooperación, el esfuerzo compartido…la economía del bien comun ?

  4. Imagen de perfil de Juan Urrutia Juan Urrutia dice:

    No me refiero a la odiosa meritocracia, ni tampoco a la cooperación o al bien común. Las rentas son tandificiles de disipar como los chicles pegados a la suela de los zapatos y ningún esfuerzo de los conocidps puede eleiminarlos totalmente. Solo una manera distinta de pensar. ¿Cual? pues yo e daría una oportunidad al “depoetrte” de haber quien gana, como los niños en sus juegos ensimismados

  5. Ramón M dice:

    una manera distinta de pensar….incentivar el bien común ¿es posible? vs penalizar, legislar contra el mal común…el haber quien gana entre niños con las mismas reglas de juego me parece acertado, pero cuando ya no se trata de niños y las reglas son diferentes segun convenga….ya no lo veo tan claro

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] contaba Juan Urrutia en un post este mismo año, ése esfuerzo -tan ligado a la idea clásica y marxista del valor-trabajo- está ligado a la idea de la rutinización, de la reducción a la ejecución de un procedimiento […]

  2. […] Juan Urrutia talked about in a post this year, this effort — so strongly linked to the classical and Marxist idea of labor-value — is linked to the idea of routinization, the reduction to the execution of a procedure, […]

  3. […] se construye a todos los niveles, desde las cosas más básicas (y precisamente por eso más profundas) a la puesta en valor constante del comunal en nuestra […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias