Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Pombo vs. Bloomsbury

La Residencia de Estudiantes, como parte de ls festejos de su 100 aniversario, nos ofreció una velada interesante y evocadora de la visita de John Maynard Keynes en 1930. La gran depresión no era todavía obvia y los asistentes asistieron a la presentación de Las Posibilidades Económicas de Nuestros Nietos en un momento en que España sufría el impacto de la caida en picado de la construcción. Dejando aparte la exposición, demasiado breve por desgracia. de Martín Aceña sobre las ideas expuestas por Keynes en aquella ocasión,la pregunta es ¿a quien se dirigió Keynes en enero de 1930?

No es fácil imaginarlo pues entre la intelectualidad española del época en Madrid no había que yo sepa economistas que estuvieran a la altura, en el sentido de ser reconocidos por Keynes, y si los había no sabría decir qué papel jugaban en aquellos años que acabaron con la fuga del Rey y el comienzo de la segunda República. Parecería más bien que los intelectuales de los que habló Santos Juliá y el grupo de Blomsbury al que se refirió María Lozano no había ninguna ningún tipo de conexión.

Es más, entre ambos grupos había una distacia de años luz. Los que en aquel año treita se reunían en las diversas tertulias de Madrid y que Juliá singularizó en la de Pombo eran jóvenes ilustrados y pensadores o poetas en ciernes que comenzaban a polarizarse entre los que ponían sus esperanzas en la URSS y los que respiraban el ambiente aparentemente rompedor y heroico del fascio ialiano y el nazismo alemán sin espacio relevante para los liberales demócratas que solo podían como gesto heroico exhibir una pistolita de juguete. La economía no tenía sitio en este ambiente prerrevolucionario.

El grupo de Boomsbury ya laguidecía un poco, pero la seguridad en si mismos dquirida en Cambridge, así como la inteligencia y la situación social (upper midle class) de sus miembros, ambos aspectos destacados por Lozano, permanecían y, desencantados de la ruptura que supuso la Gran Guerra con los problemas del tratado de Versalles, las utilizaban para diseñar ya fueran telas en el taller Omega, ya fueran esquemas de solución a los problemas económicos. Así empezó a gestarse la Macoeconomía,aunque quizá Bernacer fuera ese predecesor que se adelanta a su tiempo y encuentra oídos sordos.

El contraste es oportuno, pienso, pues hoy tenemos que saber si atendemos al movimiento 15M o 15O que no está para sutilezas o acudimos a los rganismos internacionales o a servicios de estudios para que arreglen una situación que no requiere una gran sutileza intelectual, sino coraje político.

Y la pregnta hoy, cuando nos encontramos en una situación económica extrañamente similar, es quienes son los que escucharían hoy a, digamos, T.Sargent. Nuestra tertulia de Pombo está hoy en el entretenimiento cultural y las tertulias televisivas que han aparecido con la TDT, pero ¿dónde está nuestro Bloomsbury?

«Pombo vs. Bloomsbury» recibió 4 desde que se publicó el domingo 16 de octubre de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Juan Urrutia dice:

    Desde luego no jugando a las acampadas, al revés en la red y dentro de la red en sitios como el Correo de las Indias por ejemplo, desde donde tus posts nos alimentan a muchos más de los que nunca asistieron a una conferencia de Keynes 🙂

  2. Juan Urrutia dice:

    Es pues Casa Escardó el 46 de Gordon sq.?

  3. Teo dice:

    Parece que Zygmunt Bauman si que les ha dado publicidad a los de las acampadas!!

    Pero Juan, no mencionas lo mejor de la conferencia; la sarta de equivocos que se produjeron y la tensión que acumulo la sala con el pase de hora de M Lozano. Ambos, hechos biograficos que no se pueden compartir en la red y que son los que haran de esta conferenca algo a recordar: la experiencia vital sigue restringida a las elites, ahora en su forma presencial!

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] divagando sobre las diferencias entre Bloomsbury y Pombo para acabar asombrándonos de las similitudes entre el paraíso comunista que ensoñaba Marx y las […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.