Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Perplejidades e ideas estrafalarias

La discusión pública sobre la nueva ley del aborto me tiene perplejo. Si el ser provida exige un poscionamiento radical que entiende el cigoto como un ser humano, no me parece coherente que se acate hoy por parte de los mismos provida, y sin protesta alguna, el aborto de un feto concebido en una violación o con sufra una grave deformación. En ambos casos me parece que los provida tendrían que pensar que se trata de un ser humano cualquiera que sean las condiciones del feto o de su concepción.

Pero no es eso solo lo que me tiene perplejo. Hay otros asuntos más o menos interesantes que no entiendo.

En primer lugar tenemos la eterna discusión sobre el liberalismo. Parecería que para ser liberal habría que desconfiar del Estado, pero luego resulta que los liberales acuden a ese Estado en demanda de protección del derecho a heredar. De esta manera yo, que quiero poner un impuesto de sucesiones del 100%, no puedo ser liberal cuando en realidad solo cabe la herencia si hay un Estado fuerte.

Pero estas perplejidades no son nada comparadas con mis problemas para comprender a mi manera, en segundo lugar, algunas ideas de Foucault con el que estoy fajado por razones que ahora no vienen a cuento y que pretendo descifrar utilizando para ello ideas estrafalarias propias de un ignorante.

Miren, si ese “pensamiento del afuera” (que distinguiría no solo a Blanchot sino también a esa estirpe de Nietzshe formada por Artaud, Sade,Bataille, Klosowski etc.) consiste en un rumor casi inaudible que sin embargo nos atrae como un canto de sirenas y al que deberíamos abandonarnos sin cuidado ninguno, quiero confesar que no ha habido sirena coja, tuerta o tartamuda cuyo canto no me haya seducido y convertido en su ingenuo perseguidor… hasta que otra sirena se cruzaba en mi camino. Es que soy poco perseverante.

Pero esto no me da autoridad en este mundo del afuera, necesitaría algo más.

Díganme si esta vieja idea cualifica. ¿No se parecería el “pensamiento del afuera” a la necesidad de imaginar un metamundo en el que flotan los mundos posibles? Cual de esos mundos posibles acabe siendo depende de cómo se rija ese metamundo. Pero de eso no sabemos nada: es como un rumor inarticulado que….

Pero, y aquí termino por hoy con mis perplejidades, ¿no son todas ellas ejemplos de analogías o de generalizaciones del teorema de incompletitud de Gödel?

«Perplejidades e ideas estrafalarias» recibió 0 desde que se publicó el Lunes 25 de Mayo de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.