Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Perplejidad: biodiversidad y CT

Ayer lunes terminó el seminario “La protección del conocimiento tradicional y su evaluación económica” organizado por el Dto. de Análisis Económico: Teoría Económica e Historia Económica de la UAM con el apoyo de la FUE. Forma parte del Proyecto conjunto entre la UAM y la UNAM denominado “Conservación, desarrollo, aprovechamiento social y protección de los conocimientos y recursos tradicionales en México”.

Me gustaría reflejar aquí mi perplejidad ante alguos aspectos de las ponencias que he escuchado a Carmen Arguedas (UAM), Juan Carlos García Bermejo (UAM) y a dos investigadores sobre el terreno de una comunidad indígena en el estado de Michoacan (Jaime Navia y Gerardo Mora, ambos mejicanos trabajando en la ONG (GIRA) y en la Universidad Don Vasco respectivamente).

Lo que yo observo de común entre ellas es las dudas que propician sobre la propia finalidad del estudio o de los estudios de apoyo. No se sabe bien que es lo que con ellos se persigue: la biodivesidad en sí misma o la diversidad puramente cultural, por un lado, o la emancipción de la pobreza de no pocas comunidades indígenas, por otro lado.

Carmen Arguedas hizo un exposición muy informativa sobre los aspectos económicos de la biodiversidad, algo muy importante para atacar con sentido el problema de los conocimientos tradicionales, epecialmente en materia de plantas. El marco conceptal que utilizaba, perfectamente ortodoxo e impecable, me hizo pensar sin embargo sobre la finalidad última de la protección de la biodiversidad. No sé si el objeto protegido es ella en sí misma por puro gusto por la variedad o si lo que valoramos es más bien los productos y rendimentos económicos que podemos obtener, por ejemplo en farmacia.

Esto podría parecer una pijotería propia de un académico trasnochado o de un aprendiz de lógico, pero es que tiene sus importancia. Si lo que apreciamos es la variedad en sí misma deberíamos lógicamente estar a favor de la pureza de cada raza y en contra del mestizaje pues éste disminuye la variedad, al menos aparentemente. En consecuencia se impone la pregunta de cómo medimos al diversidad de forma que podamos hacer compatible la variedad con el rechazo del racismo. Este me parece un primer ejemplo de las trampas que nos tiende el marco conceptual propio de la teoría de los bienes públicos y cualquier marco conceptual en general.

Un segundo ejemplo sería el correspondiente a la ponencia de JCGB. Como no se pueden patentar seres vivos topamos con el problema de cómo explotar los conocimientos tradicionales sobre plantas para que las comunidades indígenas puedan elevar su nvel de vida. Se imponene otras soluciones una de las cuales podría ser algo parecido al secreto empresarial. Pero entonces no hay manera de sacarle provecho puesto que la única manera de hacerlo sería que las propas comunidades trabajaran en el desarrollo de, por ejemplo, los principios activos de las plantas cosa para la que no están preparadas quizá por que no les da la gana. El marco conceptual en el que se mueve el análisis nos tiene una vez más atrapados.

Y, de repente, me topo con la ponencia de los dos investigadores de campo mejicanos mencionados quienes, en su exposición de la forma de administración autónoma de las comunidades indígenas, comienzan por irritarme por lo que, me parece en ese momento, es una falta de enfoque. Tomé literalmente la siguiente nota: ” me parece que están exigiendo del Estado que haga algo para preservar formas de administración que se saltan al Estado”.

Pero mi irritación se trocó en una cierta admiración cuando en la pausa para el café me explicaron que ellos veían su misión como una exposición cruda de las contradicciones que observaban y que no querían enecerrarse en ls esquemas etablecidos.

Estos dos investigadores de campo me habían dado la lección básica que necesitaba. Rechazaban dejarse encerrar en el discurso hegemónico en el campo de la Teoía Económica que se preocupa por la biodiversidad o por la propiedad intelectual. Tampoco ofrecían una alternativa. Chapeau!!

«Perplejidad: biodiversidad y CT» recibió 2 desde que se publicó el martes 24 de mayo de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Lander dice:

    Quizá se estén acercando a ese nuevo concepto de la DEMODIVERSIDAD que, a mi, tanto me gusta. Ya sabes que siempre he abogado por el sostenimiento del Mendieta, elemento en vías de extinción.

  2. Juan Urrutia dice:

    Pues yo le veo bien al Mendieta. el que me preocupa es el urrutia porque ya se comenta que habría que sacrificarlo en favor de una cierta bacteria curativa.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.