Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Pequeños detalles reveladores

La crisis rompe maneras de actuar que creiamos, si no inmtables, al menos algo más resistentes. Entramos en pánico y cambiamos sobre la marcha nuestras pautas de consumo e incluso de pensar.

Este comportamiento parece normal y prudente en algunos casos de consumo como pudiera ser, por ejemplo, el caso de restaurantes de capricho.Que chez Ruscadella haya exactamente siete comensales el día que Salvador y Cesca celebran su aniversario de boda, es quizá normal, pero triste.

Aunque, por la misma razón, Kulixka debería estar vacío y, sin embargo, estaba lleno el viernes al mediodía que es cuando disfruté de la compañia de Isabel Y Alvaro. Nada normal, pero consolador.

El pánico no es muy coherente. Ya lo sabemos. Pero hay más.

Los spreads de bonos soberanos respecto al bund alemán están ridículamente distorsionados sin ningún apoyo en la realidad económica. Y que, a estas alturas, Obama tenga dificultades para pasar su paquete de medidas en el Senado y que cuando consigue pasarlo Wall Street reaccione a la baja, parece también bastante absurdo y alejado de la racionalidad económica.

Diría lo mismo del insólito acontecimiento de que, de repente, Gobierno y Banco de España se pongan a discutir a través de los medios sobre el mercado de trabajo o, mejor dicho, sobre si las competencias del Banco le permiten hablar de ello.

Y sobre todo lo que me rompe los esquemas son los pequeños detalles que se van acumulando y enrareciendo el ambiente general y que realientan el pánico.

Sí, hay más taxis disponibles; pero ante tal mal signo procuro reducir mi presupesto de transporte.

Que El País no acoja los comentarios de Jesús Zamora tampoco parece un síntoma tranquilizador,especialmente si no es por diferencias ideológicas sino por ahorrar papel.

Que Iganacio Pérez Infante tenga que descontinuar su colaboración con 5 dias es estúpido pues lo que él nos cuenta cada mes sobre la evolución del mercado de trabajo es la única manera de enterarnos y de aclarar las incongruencias que se leen y escuchan todos los días. Eliminamos al mensajero para no caer en el pánico.

Curioso. Toca quizá aprender de los neurólogos las pautas dinámicas del pánico. Para ir haciéndome a la idea, trataré de continuar coleccionando detalles del comportamiento del pánico.

«Pequeños detalles reveladores» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 14 de Febrero de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.