Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Pensamientos parisinos

Mejor es autopublicarse, o simplemente escribir para tertulias de amigos, pues al fin y al cabo pagar con dinero, o romper lo escrito es menos hortera que el esfuerzo no asumido sino impuesto.

Что делать de ChernishevskiNuestro protagonista despierta como de un sueño una mañana en París en el hotel de la Abadía y se encuentra como si fuera ya el atardecer, de pie en el cuarto piso mirando a su móvil mientras recuerda que era de día cuando recibió una llamada de un conocido académico anunciándole que él y otro amigo suyo y conocido del que despierta le iban a proponer como candidato a ocupar un sillón de la Academia de XXXX y que, para que su propuesta tuviera éxito debería redactar en menos de un mes un borrador de discurso de aceptación. Ya no recuerda cual fue su contestación pero no va a llamar para preguntar pues quizá ha sido solo un sueño raro.

«¿Que hacer?» deja de ser el título de su libro secreto preferido y pasa a ser una especie de grito de socorro que cada día va a lanzar al despertar durante el próximo mes. De momento es una pregunta que le va a torturar este día del viaje anual a París que en Reyes siempre hacen, él y su mujer. Decide vestirse y proponerle cuando vuelva, pues ha debido dejarle dormido e ir de compras o de turismo a lugares que ella sabe él no aprecia demasiado, cenar en el hotel una cosa ligera y comentarle esa llamada presuntamente real. De momento abre el Le Monde del día y se encuentra con la explicación por parte de Thomas Piketty de su rechazo a ser nombrado a sus cuarenta y pico años como caballero de la Legión de Honor el mismo año del éxito mundial de «El Capitalismo del Siglo XXI». Y él, que casi le dobla la edad, cómo va a aceptar ese sillón ridículo, o eso es lo que piensa él mientras lee la noticia.

Что делатьAl día siguiente les toca la visita a la exposición de Il Perugino y a la de Duchamp. No puede ver nada ni siquiera leer los apuntes de los muros de las salas de expoción pues todo lo ve o lo lee en función del ofrecimiento de ayer. Los pintores florentinos son como los economistas teóricos que él mismo admiró en su juventud. Solo añaden matices a una tradición que no problematizan. Sin embargo Duchamp es un caso aparte que por primera vez observa de una manera nueva como si el sueño le hubiera abierto los ojos.

Una vez más vuelve sobre esta cuestión durante la comida. Es tan obvia su distancia de sus contemporáneos a los que admira que acaba poniendo en duda la tradición pictórica e inaugura una metarepresentación en la que pone de manifiesto su superioridad sobre sus colegas a base de ridiculizar un poco e indirectamente su obra que él niega que pueda mirarse como tal no por «obra» sino por «suya». Pero lo hace de tal forma que es posible que alguien inclinado a admirarse tontamente de lo «meta» le empuje a la gloria.

No es un mal principio se dice tramposamente y sin pensarlo dos veces se pone a escribir lo que le parece, en el día de hoy, un buen comienzo para su discurso.

¿Cómo comparar a Nadal con Federer? El esfuerzo del primero es una ordinariez y si, además, se presume de ello, es todavía peor pues ya no solo es ordinario sino una verdadera horterada. No esforzarse es naturalmente elegante, pero algo más. Es no querer conseguir solo aquello que uno puede conseguir sino sobre todo aquello que no se puede conseguir pero te llega del cielo. Si para ver tu firma en el libro de la naturaleza que, por la razón que sea, crees que necesitas, o se te exige, que corrijas lo que te mande el editor o te sugiera el agente, mejor es autopublicarse, o simplemente escribir para tertulias de amigos, pues al fin y al cabo pagar con dinero, o romper lo escrito es menos hortera que el esfuerzo no asumido sino impuesto.

Y este párrafo tranquilizó su espíritu y pudo volar de vuelta tomando notas de otras ideas que le han sido sugeridas por la salida de este año.

«Pensamientos parisinos» recibió 1 desde que se publicó el Domingo 4 de Enero de 2015 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. Más Paris dice:

    […] cuando trataba de entenderlos y así acababa aprendiendo el contenido de esa clase. Ayer, y a pesar de la sorpresa de esa llamada que todavía hoy no puede creer del todo, cayó en la tentación de comprar una de esas pequeñas libretas que indefectiblemente le […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias