Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Pensamiento único

La expresión “pensamiento único” ha devenido un insulto y un deseo. Un insulto que oculta un deseo que no osa expresrse y un deseo que, insatisfecho, deriva en insulto.

Fueron los progres, organizados alrededor de la defensa del desarrollo y de los pobres, o de la protección del medio ambiente o del desarrollo sostenible, los que la acuñaron para expresar la incapacidad de la economí­a de mercado para distinguir entre mercancí­as y bienes que, a diferencia de aquellas, no pueden ni deben ser objeto de tr áfico mercantil. El pensamiento único serí­a el propiciado por los insaciables capitalistas que pretenden deforestar el mundo o esponjarlo desviando la mirada de la pobreza de Africa.

Pero los inteligentes defensores de la economñia de mercado contraarguyeron como saben. Mostraron cómo el mercado puede solucionar casi todos los problemas de manera óptima y de la mejor manera posible los llamados fallos de mercado. Y pasaron al ataque denominando “pensamiento único” los argumentos a favor del voluntarismo de ecologistas, oenegeros e intelectuales en general.

Fueron los los liberales los que admitieron que la expresión puede ser insultante y los intervencionistas refuerzan esta virtualidad.

Pero sospecho que unos y otros desearí­a realmente que lo que utilizan como insulto les bendijera con su favor. Unos y otros les gustarí­a convertirse de verdad en los abanderados de un pensamiento sin alternativa, sin posibilidades de contestación. Una profunda voluntad de muerte porque todo, y especialmente el pensamiento, necesita esa contestación y la confrontación pública.

«Pensamiento único» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 19 de Enero de 2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Aunque estoy de acuerdo con el fondo del argumento discrepo en cuanto a la categorización de los dos adversarios. Si por un lado están los “progres”, a éstos no se le pueden oponer los “liberales” sino, en todo caso, los “carcas”.

    Si los “progres” son esencialmente intervencionistas, es decir desde su púlpito de moral laica tratan de regular los pensamientos y las acciones individuales (por ejemplo, ahora estoy sufriendo en mis carnes las directivas que imponen el denominado “lenguaje no sexista”), los “carcas” no se pueden calificar como liberales, ¡porque ellos son también intervencionistas! Y su púlpito no es metafórico.

    Liberalismo y multiplicidad (que no infinitad) de pensamientos es una relación constitutiva. Quizás por ello es imposible establecer un partido político liberal, se discute demasiado para configurar una institución estable, y hay que “infectar” a los socialistas, conservadores, nacionalistas… y otros fans del pensamiento único.

    Saludos liberales (espero)

  2. Juan Urrutia dice:

    Hayek dedicó Camino de Servidumbre a los “socialistas de todos los partidos”. Yo, como presunto liberal, debería brindar mis escritos a los “conservadores de todos los partidos”. Lo que creo que ocurre hoy es que no hay relación entre socilistas y progres ni entre consevadores y carcas.y entre los liberales autonombrados los hay tanto progres como carcas.A estos últimos se les distingue sobretodo porque no practican la experimentación tan querida para Hayek por ejemplo. Estos carcas pueden cantar a la libertad o al individuo; pero se acobardan en cuanto les hablas de experimentar.
    Bueno, por ahí iría yo, i querido amigo.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.