Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Paz, Negociación e Independentismo

La escena política en España hoy solo tiene espacio para discutir sobre la Propuesta de diálogo con ETA, una vez que esta organización terrorista haya dejado las armas, alegando unos que ha sido aprobada en el Parlamento y protestando otros que con ellos no cuenten para ningún tipo de negociación que vejaría otra vez a las víctimas.

Es un diálogo de sordos o quizá es una conversación a gritos entre quienes saben muy bien que es lo que en realidad están diciendo. En lo que a mí respecta solo quiero subrayar dos extrañas posturas que he detectado estos días y que se expresan de una manera curiosa.

En primer lugar me ha llamado la atención un tipo de lenguaje que va tomando vuelo. Miembros eximios de uno u otro de los dos partidos grandes emplean un lenguaje bélico para enfatizar que ETA debe ser “derrotada” o debe “rendirse” antes de empezar a hablar de negociación. Esta actitud me llama la atención porque si queremos hacer pensar al ciudadano que estamos en guerra, no nos debíamos extrañar a continuación de que parte de la ciudadanía hable de negociaciones de paz. Esto es precisamente lo que ocurre en las guerras, que hay negociaciones que acaban en tratados de paz. Si por el contrario utilizáramos un lenguaje criminológico nuestra actitud se caracterizaría por poner énfasis no en la negociación, sino en la reinserción, algo mucho más aceptable para las víctimas.

En segundo lugar quiero comunicar mi incomprensión ante unas expresiones del admirado de antiguo José Luis Balbín, quien en el programa 59 minutos, y después de declarar su nacionalismo asturiano, nos confesó simultáneamente su aceptación democrática del independentismo de ERC y su repudio de que esa formación política nos diga a los españoles lo que tenemos que hacer con España. Lo que no entiendo es que se esté pidiendo a ERC que se calle por querer que Cataluña sea independiente y no se añada que podría serlo cuando quisiera, porque si Cataluña no puede ser independiente cuando lo quiera no se puede negar la palabra a un partido que ha ganado algunos escaños en unas elecciones al Parlamento español con un programa que incluye ese independentismo.

Si me resultan extrañas estas dos posturas es en buena parte porque no son muy congruentes en sí mismas; pero sobre todo porque muestran como rasgo común la ruptura del lenguaje en cuanto intentamos hablar de algo que está más allá de nuestra capacidad de raciocinio. Y hay tantas cosas que participan de esa naturaleza…

«Paz, Negociación e Independentismo» recibió 0 desde que se publicó el Lunes 27 de Junio de 2005 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.