Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Pacho y Aurelio

Ignacio Sánchez-Cuenca (Pacho) escribió el sábado pasado un artículo en El País ( La derechización de ls intelectuales) que me gustó tanto que le escribí una nota de felicitación.

Me preguntaba contra quien estaba escrito. Podría ser cualquiera de los muchos compañeros semianarcos o marxistas de mi juventud que han madurado sin gracia; pero tenía la sensación, alimentada por un amigo común, de que allí había un blanco específico.

Quizá me equivoqué porque no conozco su juventud; pero la carta al director de hoy en el mismo periódico va centrando las sospechas en un círculo cercano a quien la firma, Aurelio Arteta.

Según resume Arteta esos intelectuales, “antes de izquierda, se han desplazado a posiciones conservadoras y derechistas.” Continúa:

Claro que a su juicio ejercían de progresistas al defender causas tan indefendibles como la ditadura del proletariado, el derecho de autodeterminaión de cualesquiera pueblos o las sangrientas ensoñaciones de ETA. Al parecer se han pasado a la reacción cuando se enfrentan a los nacionalismo étnicos, de premisas manifiéstamente antidemocráticas, o combaten el relativismo….

O sea que cabe la posibilidad que su deriva no haya sido total y sigan defendiendo la dictadura del proletariado o el derecho de autodeterminación siempre que el pueblo que lo ejerce no esté étnicamente determinado. Curioso lapsus.

Todo el mundo puede cabalmente cambiar de ideas incluído Aurelio Arteta; pero realmente no tengo ni idea si lo ha hecho o no. Es perfectamente posible que él nunca fuera “ambiguo ante el terrorismo o apologista de un ingenio pacifismo o enemigo de los malvados cuerpos represivos”. Pero ciértamente sí que hay intelectuales que han derivado de la forma resumidad por Arteta y ampliamente descrita por Sánchez-Cuenca.

Lo que me llama la atención no es que se cambie de opinión o que se convierta uno en un señor de ley y orden a medida que se hace mayor y se afloja el cinturón. Lo que ma llama la atención es que, salvo en casos raros,la retirada es tan desordenada como ordenada fue la retirada de Dunkerke.

Los conversos satanizan a los que están en silencio y rumian sus tormentas interiores sin necesidad de acusar a los demás de nada.Y siempre lo hacen con el mismo argumento, una versión más o menos lucida de ese chiste de “si he cambiado pues mejor”:

¿ No habrá entonces que que felicitarse de que hayan abjurado de esas estúpidas creencias en lugar de reprocharles su abandono?

Pues no. Lo que es de agradecer es la labor intelectual de aquellos que, como Zizek, escriben con gracia y erudición In Defence of Lost Causes, destacando ls puntos realmente interesantes de las causas perdidas aunque reconozcan el fracaso de éstas.

Comparen esta resitencia a desprenderse de los grandes realatos que ahora les copio de una crítica de ese libro con la facilidad con que algunos de los intelectuales patrios se acomodan a lo razonable. Parecería, y a mí así me lo parece ciertamente, que la terquedad de Badiou, Lacan o Zizek es una postura admirable:

The keynote of the ethical life for Žižek, Badiou and Lacan is refusing to back off, staying obdurately true to one’s desire. Only by pushing one’s desire all the way through, in the manner of the classical tragic protagonist, can one flourish. Lacan’s great icon is thus Antigone, who refuses to settle for half. There is something perilous as well as attractive about such an ethics; but in this book, it is a view that allows Žižek to defend the idea of revolution while rejecting revolutionary terror. For the point about Robespierre and Stalin, so he argues, is not that they were too extreme, but that they were not revolutionary enough – and that had they been so, political terror would not have been necessary. The Jacobin terror, for example, is seen somewhat implausibly as bearing witness to the group’s inability to carry out an economic as well as a political transformation. Something similar is asserted of Mao’s Cultural Revolution.

«Pacho y Aurelio» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 30 de Mayo de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.