Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Oblicuity

El último libro de John Kay se llama así, oblicuity. Lo he pedido en Amazon y resulta que no sale hasta el año que viene. El título y la columna que escribió su autor en el FT, explicando que no conseguirás lo que quieres atacando de frente, me recurdan a la idea de la mirada, o el pensamiento, lateral, una forma de ver las cosas desde el diván que, por conformar y ofrecer un ángulo distinto, revelan algo que podría ser diferenete de lo que se ve estando de pie y afanado en los trabajos cotidianos. ¿Qué sería entonces mirar de frente? Parece algo como muy viril y en el caso de algunas personas hasta lo echamos de menos. Pero también es algo parecido a lo del “sentido común”:una tarmpa. Cuando uno mira de frente es como una coartada para no ver lo que uno no quiere ver y que se insinúa inevitablemente por el rabillo del ojo.

«Oblicuity» recibió 3 desde que se publicó el sábado 23 de octubre de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Dijo Nietzsche que «nada determina tanto en qué nos convertiremos como aquellas razones a las que decidimos no atender». Esto me ha venido a la cabeza tras leer eso de que mirar de frente no es, a menudo, sino una excusa para no tener que mirar a los laterales, donde están sucediendo cosas ante las que tendríamos que estar ofreciendo una respuesta…

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] y deciden estudiar disciplinadamente varios años más (y encima quejarse de ello). Una ocupación a la que mirar de frente, para tener una placita que les haga sentir seguros, en la insana creencia de que la inacción […]

  2. […] No confundir la gimnasia con la magnesia es un buen consejo, pero no siempre aplica. Sobre la gimnasia ya he habldo muchas veces y he tenido ocasiones sobrads de ensalzar a los abdominales como la residencia del alma. Más recientemente he contado mi experiencia con los MBTs enfatizando la aparente paradoja de que sea la inestabilidad la que nos saca de apuros en economía en general y en los negocios en particular. Me parecía ese un tema muy apropiado para cualquier business school. Pero en este punto, el seminario correspondiente debería complementarse con la magnesia aunque no propiamente con esta sino con su inseparable compañero, el potasio del que, en efecto, está lleno el plátano. La enorme flexibilidad que nos proporcionan los MBTs se cobra su precio en términos de posibles agarrotamientos de los músculos que, de suceder, harían fracasar el ejercicio destinado a mantener el equilibrio o a crecer en términos económicos. El potasio es pues como la pócima de Obelix y ennoblece al plátano,una fruta que solo ha sido apreciada intelectualmente por Andy Warhol, pero que, sin embargo, es esencial para, continuando con este juego de ideas, mantenernos flexibles o, si queremos, resilientes. Ya vemos pues que a veces mezclar la gimnasia con la magnesia nos lleva a lugares poco comunes y muy inspiradores.Ventajas de la oblicuidad […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.