Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

¿Nos espera un seria inflación? El más verde de los brotes verdes

Si hay o no brotes verdes es una cuestión no fácil de dilucidar. La caída del paro en España de acuerdo con las estadísticas del paro registrado no es sino una ralentización de la caida del empleo en términos de la encuesta de población activa. La quiebra del GM es un desastre siginificativo pues es como el cierre de una época , la de la “vieja economía”, y el renacimiento de la prematuramente enterrada “nueva economía”, un ejemplo de destrucción creativa de Schumpeter.

Pero son otras las noticias que me hacen ser optimista. Ya no discutimos sobre la naturaleza de la crisis y ésta no tiene misterios. Es es un verdadero brote de razón. Pero todavía más importante es que justo ahora comenzamos a preocuparnos de lo que vaya a pasar en la recuperación. Este es el más verde de los brotes verdes, uno que merece la pena explorar.

El artículo del New York Review of Books de este mes presenta un simposio que tuvo lugar el 30 de abril en el Metropolitan de N.Y.. A partir de ete artículo la atención de los medios diarios especializados se ha foalizado en la discusion entre la Historia Económica (Niall Ferguson ) y la Teoría Económica ( Paul Krugman) sobre la posibilidad de evitar la inflación una vez que, con la ayuda d una P.M. excepcionalmente laxa e incluso heterodoxa y una P.F. nada remisa al gasto público,comencemos a salir de la crisis. Primero empezará a ralentizarse la caida del PIB y el aumento del desempleo y más tarde pasaremos a tasas de crecimiento positivas de empleo y de producción. Pero esa recuperación nos enfrentará con una situación inflacionaria derivada de la imposibilidad presunta de frenara tiempo ambas políticas macroeconómicas.

Además de un buen signo, como he dicho, esa discusión merece atención entre otras cosas porque las administraciones tienen que seguir alerta los acontecimientos y hay que preocuparse por la forma en que piensan atajar sos presuntos peligros. Veamos.

A pesar de que el petróleo paraece haber rencontado la senda ascendente, otro buen signo, todavía no lo ha hecho de forma que permita empezar a asustarse. Lo primero, por lo tanto, es entender lo que significan esos presuntos síntomas de tensiones inflacionarias en un momento en el que ese ese fenómeno parecía haber desaparecido hasta el punto de que hasta ayer el peligro parecía ser la deflación. Las subidas de los rendimientos de la deuda pública, es decir la bajada de su precio debida al exceso de oferta de bonos gubernamentales debidoa su vez a la necesidad de endeudarse para financiar gasto púbico parecerían indicar una bajada de la demanda porque ya no existe una huída hacia la seguridad. Similarmente, y como lo indicaba Martin Woolf, la bajada en los rendimientos de la deud apública indiciada o, equivalentemente, su subida de precio, parece indicar un exceso de demanda para cubrirse de la inflación o lo que es lo mismo una escasez de oferta quizá por que los emisores descuentan ya la eliminación del miedo a al inflación.

¿ Deberíamos o no temer a este lobo feroz? La discusión está en todos los periódicos y en todos los informes de los analistas. La opinión de la “Catedra” se inclina claramente a favor de los teóricos que destacan que hay formas sensatas de eliminar el exceso de liquedez generado por las ayudas necesarias al sector bancario y no existe de momento el peligro de crowding out debido al evidente exceso de capacidad instalada en todos los sectores.

Yo solo deseo añadir un par de ideas y recordar algo ya antiguo.

No podemos prescindir, en la historia explicativa de donde estamos, de que lo prioritario era el sistema financiero tanto porque sin él no se pueden canalizar las ayudas que mantenían la demanda efectiva cuando amenazaba colapsar, sino sobre todo porque la solidez del sistema financiero atrae el ahorro externo, justo lo que ocurrirá aquí tal como he destacado en una columna de Expansión en la que trataba de destacar la oportunidad que tiene España. Esta es la primera idea. La segunda tiene que ver con la facilidad que tiene un banco central de retirar liquidez a través del incremento en los intereses que paga a las reservas extras depositadas en sus arcas que, de esta amnera, salen de la circulación sin poner en peligro el sector financiero y sin cargar demasiado a corto plazo el déficit público.

Pero lo que me gustaría ahora es recordar algo que dije hace 12 años y que, de repente, me acabo de dar cuenta que es de utilidad. Quizá es que sabiendo que en septiembre tengo que hablar en Valencia sobre la crisis y Europa el inconsciente va buscando en el disco duro neuronal aquellas ideas que de hecho son utilizables. Y las tres siguientes “herejías” me parecen oportunas.

Decía en primer lugar que el BCE puede adquirir la reputación antiinflacionaria necesaria sin necesidad de ser fanático, algo importaatede recordar cuando la cancillera Merckel reprocha en público a BCE su actitud acomodaticia.

Explicaba en segundo lugar que la descentralización de la función estabilzadora de la política fiscal tiene mucho sentido en sí misma sin que sea necesario ese Tesoro único que de manera rutinaria y simplista se demanda hoy

Y terminaba conjeturando que justamente por lo anterior sería más fácil que el BCE adquiera su reputación antinflacionaria ya que los paises miembros presionaran menos al BCE cuando necesiten una bajada de tipos si matienen en sus manos la política fiscal.

Termino diciendo que quizá is herejías merezcan un poco de respeto si les cuento que en la misma ocasión predecía que el límite del 3% de deficit público de Maastricht era un límite arbitrario que se saltaía sin ninguna dificultad. Justo lo que ha ocurrido.

«¿Nos espera un seria inflación? El más verde de los brotes verdes» recibió 1 desde que se publicó el Viernes 12 de Junio de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] que recibo. [+ info] Juan Urrutia: Recordemos lo que comentaba al hablar de lo que decidí llamar el más verde de los brotes verdes.Y miremos lo que dice Blinder en el N.Y.T. Insisto en que la preocupación mostrada por el […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.