Negociemos

por | martes 12 de mayo de 2009

Encarna, la aparente abuela de Ana, la hija falsa de Marta en el serial de sobremesa de la TVE1, expresa con la precisión característica del lenguaje de esa serie que los Rivas siempre alcanzan acuerdos dentro del ámbito familiar de forma que nunca saldrán a la intemperie y sentirán el vientecillo de la murmuración.

Eso me dió la idea.

Como saben he abandonado al Athletic como quien abandona a la mujer que le engaña. Nunca deja uno de interesarse por ella. Y yo me intereso por la final de la Copa, especialmente a la vista del partido del pasado sábado mágico en el Bernabeu. No, no quiero que aquel que fue mi Athletic sea humillado y la única manera de no serlo me parece que es la negociación.

Se debe llegar a un acuerdo según el cual el equipo de Bilbao tiene que meter al menos un gol y y el Barça no puede ganar por más de dos goles de diferencia. A partir de ahí se necesita imaginación e ingeniería para pulir el acuerdo. Quién marca primero y en qué minuto de juego, la actución del ärbitro, que ha de ser favorable al Barça, una posible tarjeta roja al Athletic en la segunda parte cuando el marcador arroja un 1-2 y un penalty fallado por cualquier jugador rojiblanco.

Y nadie debe enterarse de esto. Como si fueran las conversaciones previas a una cierta consolidación financiera.

Un pensamiento en “Negociemos

  1. Pingback: Juan Urrutia 4.0 » uno a cuatro

Los comentarios están cerrados.