Mis disculpas

por | miércoles 28 de octubre de 2009

Hace unos días que no posteo. La razón es una que se desdobla en dos. La razón verdadera es que la suave sedación que me aplicaron para una intervención menor y sin importancia me ha producido un extraño cambio neuronal. Esto a su vez me ha impelido, en primer lugar, a escribir un post larguísmo y, según los que me quieren, impresentable. Pero es que, en segundo lugar, se ha instalado en mi mente el estribillo de una canción festivalera de hace muchos años y que recuerdo cuándo y dónde la oí, pero no el nombre de quien la cantaba. Decía: “la muralla de Berlin hoy transida de amargura volverá a ver al fin la piedad y la ternura”. Una cursilada que ha secuestrado mis neuronas hasta que he logrado encontrar que se trataba de Ramón Calduch gracias a Yayo Salva. Espero que el aire del Bósforo haga volar los restos de sedación y vuelva a ser el Juan de siempre o que, al contarrio, me convierta en un dinamitero intelectual. Ya veremos.

2 pensamientos en “Mis disculpas

  1. Pingback: Determinación « Juan Urrutia 4.0

Los comentarios están cerrados.