Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Michele y Rodrigo

El tí­tulo de este post es una licencia poética pues mientras creo que conozco bien al primero (aunque nunca se sabe con Michele Boldrí­n pues puede salir por cualquier sitio en cualquier momento) no conozco de nada a Rato excepto por sus andanzas de todo tipo que son conocimiento común pues aparecen en los periódicos.

Los dos hablan sobre la crisis. Los dos lo hacen demasiado tarde lo que tiene excusa en Michele, pero no en Rodrigo. La diferencia es que uno sabe de lo que habla y el otro quizá también aunque no las tengo todas conmigo. Pero lo que me interesa es que no puedo estar de acuerdo del todo con ninguno de los dos aunque por distintas razones.

No puedo alabar las declaracione de Rodrigo porque deja mal a la única institución con la que se puede contar para la gestión de la economí­a mundial (FMI). Que su director general se limite a decir que hay que reconocer que las cosas no son como eran y que hay que rehacer las proyecciones para el año que viene a la baja pues las consecuencias de la crisis de las hipotecas tendrá unas consecuencias reales el primer semestre del 2008 es, como mucho, una crónica periodí­stica muy por debajo de lo esperable de él aunque vaya a dejar su puesto dentro de 4 dí­as.

Michele es otra cosa. Con su estilo inconfundible nos cuenta, en su comentario macroeconómico periódico del BIAM de la Carlos III, que los ciclos son inevitables y que tratar de solucionar uno determinado mediante bajadas de los tipos pone las semillas para el siguiente, tal como ocurrió con Greenspan en el pasado: el aprendiz de brujo se hizo un lí­o. Nada radilcalmente nuevo lo que me extraña porque yo hubiera esperado de Michele un toque de radicalidad que no tengo más remedio que poner yo.

Si un banco central no puede resistir la presión mediática no nos sirve para nada su independencia. O, mejor dicho, no es independiente. Ha sido capturado por la opinión pública, por los ministerios de finanzas de cada paí­s o por los grupos de poder.Y aquí­ hubiera esperado yo la lección de un gran libertario como Michele. Yo habrí­a disfrutado mucho si se hubiera hecho la pregunta crucial: ¿para qué necesitamos un banco centarl? Justo la pregunta a la que me referí­a hace poco.

Debiera habernos contado lo de Mervin King en Gran Bretaña, que ha tenido que hocicar, y no tanto las buenas ideas de su amigo Draghi que, al fin y al cabo, no es el reponasable del BCE aunque pertenezca su consejo y deba ser escuchado.

Si Michele fuera Trichet subirí­a los tipos en Europa. Ya veremos lo que este último hará dentro de unos dí­as.

«Michele y Rodrigo» recibió 0 desde que se publicó el Viernes 28 de Septiembre de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.