mi camiseta

por | domingo 26 de julio de 2009

En verano me suelto el pelo y me enfundo todas las mañanas una camiseta, siempre de Kukuxumuso, que me marca mis famosos pectorales y deja al decubierto mis codos que oculto cuidadosamente el resto del año. Con alegre paso y después de darme un chapuzón en la piscina, me pongo una camiseta de las que pasan el año aquí y me voy a comprar el pan y los priódicos. Siempre hay conversación en la cola; pero nunca hasta hoy había sido objeto de una inspección tan exhaustiva como esta a la que me somete una princesa andorrana miope que examinaba con atención, no mis vistosos pectorales, sino la figura que adorna mi camiseta.En mi deseo de ser amable, ayudarle en su inspección y mostrar mi singularidad la he descrito en voz demasiado alta: “sí soy un lagarto surfero fumando un porro”.