Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Mete-saca poético

Esto es lo que pasa con el lenguaje tal como lo concebimos hoy. Que del resplandor de la verdad que la ciencia descubre poco a poco no surge sino la oscuridad que corresponde a la falta radical de sentido.

present shockEl jueves pasado les mencionaba la Paleopoética así como la lectura de un texto, «Paleopoetics», sobre la materia que intentaba leer en la playa y que parece ser básico sobre esa materia. No es la playa un buen lugar para este tipo de lecturas; pero en cualquier sitio se puede leer una cotraportada y lo óptimo es elucubrar libremente antes de comenzar la lectura seria, de principio a fin, para hacerse una idea de lo que uno ya sabe aunque no sepa que lo sabe.

Heidegger dijo algo así como que «salió el Sol y todo se hizo oscuro». Esto es lo que pasa con el lenguaje tal como lo concebimos hoy. Que del resplandor de la verdad que la ciencia descubre poco a poco no surge sino la oscuridad que corresponde a la falta radical de sentido. Nadie lo expresa mejor que el compositor Daniel Catán cuya ópera «Il Postino» veré y escucharé el próximo jueves. Vela del Campo cita, en su reseña sobre esa ópera en El País del jueves 18, el siguiente párrafo del ensayo del compositor «Partitura Inacabada», en el que, refiriéndose a su oficio de compositor, dice:

Esta especie de locura voluntariamente inducida que el compositor vive, no parece ser necesaria, que yo sepa, para la adquisición de ningún otro oficio. Pero ningún otro oficio permite al artista la tremenda satisfacción que representa el manejo del tiempo. Es algo así como viajar libremente sin el peso del cuerpo; algo así como una probadita de eternidad

Pues a eso, creo yo, se va a referir Paleopoetics. Al eterno presente (la «probadita de eternidad») frente al devenir de los acontecimientos datados en un calendario (quizá un magnífico acorde que marca una época). Pero ¿cómo distinguir estas dos formas de sonar o de hablar o de pensar?

Para un economista los teoremas límite alcanzan su pleno sentido desde los teoremas en el límite. Saber que el núcleo de una economía se encoje a medida que aumenta el número de agentes individuales de esa economía acercándose hacia el conjunto de asignaciones de equilibrio es, qué duda cabe, interesante pero no tanto como el correspondiente teorema en el límite que nos dice que, si el numero de agentes es el de números reales entre 0 y 1, núcleo y conjunto de asignaciones de equilibrio son idénticos, ambos conjuntos contienen los mismos elementos. En el límite nadie de los infinitos agentes tiene peso alguno, podría suicidarse y nada cambiaría. Su poder monopólico es cero y por lo tanto la competencia es perfecta. En el camino hacia el límite eso nunca es del todo cierto. En el límite tenemos una «probadita de eternidad», en el camino un acorde significativo.

Y ¿de la poesía qué? Pues que se trata de una forma de acción lingüística que funciona como el límite en economía, como una especie de eterno presente en el que el tiempo cronológico no es importante. Sería pues como una especie de Ursprache (o Protolenguaje) que suavemente se habla a sí mismo en una burbuja que no distingue entre partes ni entre pasado y futuro. Quizá por eso el lenguaje cotidiano deja, a veces, traslucir ciertas aparentes paradojas.

Ayer en la playa le dije a mi mujer: «entro y salgo» para indicarle que me daba un chombito y que inmediatamente volvía a tierra firme indicando con claridad que entro en lo profundo, tenebroso, primigenio para salir luego a un mundo en el que las tinieblas se han despejado quizá al precio de la eliminación del sentido unificador del horror. Algo similar podría decir del «mete-saca», que entro en lo profundo visceral de mi ser y luego «saco», es decir vuelvo a mi tiempo pudoroso, ese en el que cumplo años. Si no hubiera ursprache y mi experiencia fuera solo la mía, más acá de cualquier memoria primitiva, creo que lo normal sería decir en estos dos ejemplos, «saco-meto» y «salgo y entro» pues mi circunstancia normal es no estar dentro y desde luego estar en la playa y no en el fondo del mar siempre poblado de seres terroríficos.

Veremos si estas elucubraciones tienen algo que ver con el contenido de este libro.

«Mete-saca poético» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 20 de Julio de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias