Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Mestizo, cualsea, homo posteconomicus y hombre sin atributos

El el anteúltimo minipost hacía referencia al inmeditamente anterior en el que mecionaba el silencio como el momento límite en el que la palabra se tansforma en revólver. A este último comentó Carlos Boyle un párrafo que reproduje en el primero diciendo que no entendía bien la ültima parate.

Pues bien, Carlos responde tratando de aclarame esa última parte y, de paso, introduce un nuevo ente denominado el “mestizo”. Creo que ahora sí que comprendo la última parte de su comentario como la comprenería cualquiera que lea su exposición; pero prefiero volver al intento de captar lo que deberíamos entender por el “cualsea” de Agamben, el “homo posteconómicus” (como el homo economicus desprovisto totalmente de “rentas”), el ahora introducido “mestizo” y el “hombre sin atributos” de Musil.

Comencemos por este último. En un artículo de El País de hace cuatro años se dice”… el hombre sin atributos es aquel que, desembarazándose de todas las convenciones, las posturas sociales, los contenidos intelectuales o morales, las máscaras identitarias, los sentimientos y emociones calcados de los que difunde el medio ambiente, la sexualidad canalizada por los diques de lo socialmente permitido, volviendo al grado cero de la disponibilidad, construirá su vida oponiéndose a todo automatismo y a todo lugar común de la inteligencia, de la vida afectiva y del comportamiento”.

Si este “hombre sin atributos (eigenschaften)” parece ser como la única forma de individualidad posible en una situación y un tiempo en los que la dimensión colectiva no era adaptable sino que estaba anquilosada y como que llamaba a la revolución del silencio.

El caso del “mestizo” sería en cierto modo lo contrario puesto que la comunidad que así lo identificaba estaba haciéndose y, por lo tanto, el silencio no puede ser un autismo sino que admite y exige un grito y un arma.

Pero el habitante de la comunidad que nos llega según Agamben atiende a otra dimensión menos colectiva y se centra en la tensión ontológica entre el individuo y las clases que lo contienen. el “cualsea” es ese ser humano que ni se identifica por la pertenenecia a una o varias comunidades ni por sus atributos únicos. Es algo difícil de definir que consiste simplemente en ser lo que no es ni una cosa ni la otra. Para un ser así el silencio no me parece un arma épica, sino más bien el resultado de la perplejidad de no ser sino lo que se es. Y me pregunto si el “mestizo” no adelanta con su silencio, cuando éste aparenta ser dócil, esa sombra de identidad que es el “cualsea”

Ahora bien, desde mi tendencia a mirarlo todo bajo el prisma de la Teoría Económica, ese “cualsea” me recuerda mucho al “hombre post económicus”, entiendo pot tal aquel agente económico que estádesprovisto de cualquier renta ( en sentido técnico) debido precisamente a que un proceso generalizado de competencia no deja espacio para que nadie pueda obtener un rendimiento privilegiado desde su posición específica, sino que todos obtienen solo el coste de oportunidad de su actividad. En otras palabras más sencillas y como a modo de ejemplo banal: la competencia entre guapos hará que no puedan aprovecharse de las ventajas que aporta el ser guapo y acaben en la misma posición del feo.

El “homo post economicus”, en consecuencia, sí que tiene atributos pero es como si no los tuviera pues le es imposible hacerlos valer. No está en el cielo ni en el inferno sino, como diría Agamben, y nos recuerda Carlos,está en el limbo. Ni uno ni otro hablan, pues su experiencia es infable, como seguramente lo es la del “mestizo” que no es ni español como su padre ni indio como su madre. Y poner palabras en su boca o tratar de comunicar de lo que se trata prodece el caos del famoso libro de Musil.

Y es que , como dice Bob Dylan en un verso de Gates of Eden, “no sound ever comes from the Gates of Eden”.

«Mestizo, cualsea, homo posteconomicus y hombre sin atributos» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 7 de Junio de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.