Luis de Góngora y Argote

por | miércoles 27 de febrero de 2008

Don Luis de Góngora y Argote era el tema de literatura que me tocó en el preuniversitario en una época remota en que habí­a que ir a examinarse a Valladolid pues no habí­a universidad en el Paí­s Vasco.

Me tuve que tragar El Polifemo y supongo que La Galatea, aunque no la recuerdo. Lo que sí­ recuerdo son los nombres de algunos de los poemas de este culterano cuya lista habí­a que saber de memoria:

Amarrado al duro banco
Entre los sueltos caballos
Serví­a en Orán al Rey

Resulta que suenan como si formaran parte de un precioso terceto. Y lo curioso es que reflejan la vidad que llevo en esta trabajo que me he marcado relacionado con los neutrones.

Estoy, sin duda, amarrado a un duro banco luchando con competidores duros. No tengo ni idea quienes son los sueltos caballos aunque podrí­an ser estos competidores. Y, desde luego, ignoro tanto donde está hoy ese Orán del poema como quién es el Rey al que sirvo.

¿Cómo frenar la memoria?