Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Luis Angel Rojo

Ayer falleció Luis Angel Rojo el primer conferenciante que llenó el aula magna de aquella incipiente Universidad Carlos III para hablar del futuro económico de los países del este después de la caída del muro de Berlín.Era un catedrático famoso incluso en el País Vasco, pero ni fue mi profesor, ni me consiguió una beca para irme fuera, ni me apadrinó en lo que todavía era una profesión vetusta, ni estuvo en mi tribunal de oposiciones.

Sin embargó coincidí con él en diversas ocasiones digamos que académicas. Recuerdo con especial espanto una oposición en que ambos, entre otros, estábamos en el tribunal y en la que yo era pivotal. Me afeó, justo antes de abandonar dignamente la oposición y en un aparte, no votar en línea con él y hacerlo en la dirección de la mayoría que él, así me lo dijo,consideraba gentecilla. No creía en la posibilidad de redimir la Universidad en España y de ahí que utilizara su poder en el Baco de España para montar lo que todos llamábamos el pisito de Rojo, el embrión de lo que ahora es FEDEA. Esta renuncia a hacer algo por la Universidad me indignaba. y, sin ambargo nunca pude dejar de simpatizar con él. Aceptó con sentido del deber formar parte de una especie de comisión de sabios que constituímos para dar el visto bueno a los primeros profesores de la Carlos III a quienes teníamos permiso oficial para ofrecer doble sueldo durante los dos primeros años.

Espero que algunos de sus discípulos (era lo bastante antiguo como para tener discípulos) haga un obituario de su faceta académica pues me parece que la prensa oficial se va a centra en su faceta de banquero central y de su papel en poner en marcha el sistema de provisiones que le han hecho famoso. Dentro de ese ámbito yo me limito a recordar su buen hacer como presidente del jurado de los premios Rey Juan Carlos de Economía.

Curiosamente tengo la sensación de que entre él y yo había una corriente de simpatía totalmente inexplicable. Él a menudo recordaba en público que un día le llamé “objeto raro” en una presenatción que le hice en una conferencia en La Comercial de Deusto, y me permitía tutearle cuando sus alumnos más queridos no se apeaban del usted. Creo que le divertía mi frivolidad que él, confundido en esta ocasión como tantas veces, creía saber que era sólo aparente. Por mi parte lo que me hacía tenerle simpatía era la frase con la que, me contaron, comenzaba su curso de licenciatura:”lo único que les pido es que me dejen en paz”. Ese carácter, que la frase revelaba, pertenecía a un mundo anterior que a mí me parecía totalmente literario.

«Luis Angel Rojo» recibió 0 desde que se publicó el Miércoles 25 de Mayo de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias