Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Los Nobel: ¡más madera!

En la presentación del modelo REMS renovado en la Fundación del Pino, Jose Manuel Campa sembraba la duda sobre la relevancia para la política económica de esos modelos dinámicos de equilibrio general dinámico con expectativas racionales citando a alguien que no recuerdo que les acusaba de ser en parte, los causantes del inicio de la crisis del 2007 y, desde luego, mucho menos importantes de lo que se ha dicho. Claro que luego afirmó que podían ser útiles siempre que se les preguntara lo que podían contestar.

A los que estudiamos Macroeconomía justo cuando comenzaba tímidamente la revolución de las expectativas racionales nos dejaron fuera de juego y solo a trancas y barrancas nos fuimos adaptando. Primero descubrimos el equilibrio general computable e incluso llegamos en el IEP a cuantificar los efectos de le primera introducción del IVA en España. Luego abandonamos la macro del desequilibrio por razones espúreas , simplemente porque la marea no permitía la consideración ad-hoc de distintas velocidades de ajuste de los precios y porque la noción de racionalidad de las expectativas no casaba bien con ese marco. Tuvimos que entender bien esa noción de expectativas racionales a partir de Lucas y la “compramos” aunque sinceramente a mí siempre me pareció que las adaptativas daban mucho juego. Y ya nos perdimos cuando los modelos se dinamizaron y comenzaron a calibrarse con datos del pasado para podr predecir los efectos de un cambio paramétrico. La Macro y la Econometría se habían casado y nosotros no fuimos invitados a la boda.

Los autores de la revolución fueron los profesores de la segunda oleada de inmigración de jóvenes economista a los USA muchos de ellos pasaron en un momento u otro por la Universidad de Minesotta. Sargent, Wallace, Prescott, Sims son los obvios nombres a citar nunca ajenos al cercano Lucas en Chicago y con ayudas más excentricas como las de Kydland. Kydland, premio Nobel con Prescott, estuvo en la Escuela de Verano de la FUE organizada por Javier Díaz, Marimón y Ríos Rull en el 2007 a la que, en esa misma ocasión, acudió tambien Sims. A todos ellos he tenido ocasión de conocer personalmente aunque esto no quiera decir que he discutido seriamente de economía en esa u otras ocasiones, entre otras razones porque nunca me he atrevido a plantear una duda que jamás he expresado excepto con un amigo querido que pasó por la Carlos III y que lleva años fuera de España.

Me acomplejaba ese cuento de que de vez en cuando, o quizá de manera regular, Prescott y los suyos se reunían a almorzar ataviados con una bata blanca como para mostrar bien gráficamente que ellos sí que eran científicos. Todo esto ha durado treinta años y sin duda se han entendido muchas cosas en el tratamiento de los datos en la calibración y en la formulación de modelos que ya incorporan elementos neokeynesianos correspondientes a rozamientos e inflexibilizables aparentemente realistas. Esto ha permitido que incluso los bancos centrales usen estos modelos más o manos afinados como es el caso del REMS.

En los innumerables artículos que se han escrito con ocasión de premio Nobel otorgado a Sims y Sargent nos han repetido que ambos, bien como macroeconomista y metodólogo (Sargent) bien como macroeconometrista (Sims) pretenden habernos dotado de instrumentos para justamente salir de esta crisis en general y específicamente de este lío de deuda soberana que pone en peligro a todo el sistema bancario europeo. Me temo que sus modelos que quizá algún día lleguen a dar estas respuestas inmediatas que exigimos son como aquel trabajo de Prescott que pontificaba en Madrid sobre la necesidad de rebajar los impuestos en Europa si queríamos crecer como los Estados Unidos.

Pero yo sigo con mi duda metodológica a pesar de que Sargent como metodólogo debería habérmela disipado. Supongamos que tenemos un modelo sencillo y estático del sistema económico que queremos conocer con detalle para aconsejar al soberano. Este modelo es el resultado de la agregación del modelo de equilibrio general subyacente eliminando o desatendiendo aquellos precios relativos que suponemos constantes para poder agregar. Luego lo dinamizamos de manera que utilizando datos del pasado podemos calibrar los parámetros de manera que usando éstos se replican bien los datos del pasado.

Mi duda comienza aquí. Si agregamos de manera alternativa tenemos otro modelo y podemos volver a calibrarlo y a usarlo para replicar los datos del modelo también con un relativo éxito lo que permitiría apoyarnos en ese nuevo modelo, lo mismo que en el anterior, para proporcionar respuestas a la reacción de la economía modelada a cambios en algún parámetro específico de interés.A mi juicio no hay manera de inclinarse por un modelo u otro, o lo que es lo mismo por una forma de agregación u otra. De hecho no sé que modelo usar y aunque uno se imponga nunca sabré si desagregando un agregado determinado podía haber sido más clarificador e incrementar mi conocimiento de lo que pasa para avisarle al soberano.

La defensa contra esta crítica es que qué más da si funciona. Al soberano le puedo susurrar al oído, siguiendo a Friedman, que las cosas pasarán como si los supuestos que permiten la agregación y la calibración fueran ciertos sin que nos importe mucho si lo son o no.

Me parece que esa actitud friedmaniana de mirar solo a las predicciones sin investigar los supuestos es una salida demasiado fácil. Como cuando empezaba a interesarme por la economía, no me importa tanto si los empresarios actúan como si maximizaran el beneficio, quiero saber si realmente lo maximizan. Cosas mías

«Los Nobel: ¡más madera!» recibió 1 desde que se publicó el Miércoles 12 de Octubre de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] ayer escribía sobre los recientes premiados con el Nobel y sobre la macroeconomía dinámica que practican veía como una lucecita en mi interior que me […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias