Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Liderazgo

El martes por la noche dejé de ver House en la Fox (a pesar de mi curiosidad por saber qué va a pasar a la pierna desquiciada del famoso doctor que le ata para siempre a su ex-mujer y al siempre aplazado ligue con la doctora Cudy).

Me privé del placer de los martes por la noche para ver el programa Madrid Opina, un programa de debate de Telemadrid presentado por Sáenz de Buruaga. Versaba en esta ocasión sobre la crispación polí­tica en general, pero acabó concentrándose exclusivamente en el terrorismo etarra, en los presuntos errores de Zapatero al respecto y en el qué hacer ahora.

En relación a este último punto, solo Anasagasti propuso algo, no muy concreto; pero al menos algo entendible. Se tratarí­a de romper la base sociológica de la violencia a través, supone uno, de integrar polí­ticamente a Batasuna para que no se vea obligada a estar mediatizada por ETA.

Zapatero sí­, Zapatero no, fue el asunto central del debate. Que si ha rectificado algo o no se ha movido un ápice, que si está a la altura de su responsabilidad o no vale para nada. Nada sorprendente excepto por dos detallitos sin importancia.

El primero fue el indudable parecido entre el periodista de Interviú y Anthony Hopkins el actor que da encarnadura a Hannibal Lechter. Incluso presentaba esa enorme serenidad en sus juicios contundentes que resonaban como la elegante conversación de ese educado caní­bal.

Pero fue el otro detalle sin importancia el que más me interesó: la apelación al liderazgo en la lucha antiterrorista por parte de Edurne Uriarte. Hace tiempo que, modestamente, trato de desmontar esa idea (ver por ejemplo el post sobre la orquesta Orpheus) pero se demanda cada vez más de esa cosa.

No me gusta el liderazgo. Me parece que responde a una noción anticuada de la organización que se asocia a la jerarquí­a como algo indispensable para esa organización y, tangencialmente, a una obvia nostalgia de los conducators de este mundo.

Este segundo aspecto del revival del liderazgo que vivimos me parece más bien una consecuencia no querida de la división del trabajo. Pero es que yo no quiero desentenderme del devenir polí­tico y que se ocupe otro de ese menester. Ofende mi dignidad; pero, al parecer, no ofende la dignidad de una gran mayorí­a que dicen pasar de polí­tica pero demandan mano dura. Vease si no las tendencias al liderazgo populista que se observan en la zona andina y en el sudeste asiático.

Y en cuanto a las jerarquí­as como expresión de la necesidad de coordinación ya escribí­ en el BIAM que cuanto más global se hace el mundo y mayor deviene una organización que se globaliza, menos centralizada necesita ser la coordinación entre distintas partes de esta organización y más podemos confiar en la coordinación horizontal y espontánea.

El liderazgo me parece un remanente caduco de la cultura falocrática. La espontaneidad coordinadora me parece, por el contrario un signo de lo que viene: un mundo más horizontal que para ser entendido en su complejidad exige una sensibilidad más bien femenina, signifique esto lo que signifique.

Ah! y en cuanto a la valí­a personal de Zapatero ¿qué quieren que les diga? Lo importante no es su inteligencia, su capacidad dialéctica o sus logros profesionales. Lo único importante es que tuvo más votos que los demás candidatos en las últimas elecciones generales. Pero puestos a hablar por hablar les diré que a mí­ me parece más a tono con los tiempos que todos los autoritarios encubiertos que le critican incluso desde su mismo partido y precisamente por la falta de liderazgo.

«Liderazgo» recibió 0 desde que se publicó el Lunes 22 de Enero de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Muy interesante…

    Pero y…

    que hacer si no hay una cabeza que de las ordenes y que sea responsable de ellas…

    Aunque un orden jerárquico no sea lo mejor, sigue siendo un modelo practico y productivo…

    Tal vez nosotros estamos destinados a competir, y el líder solo es resultado de la ecuación, que como bien usted dijo no solo mide intelecto o dialéctica, mide un todo, pero sigue siendo una competencia por saber quien es el mejor…

    líder===> el premio mayor…

    Saludos

    Ricardo Treumun.
    chile

Pingbacks recibidos desde otros blogs

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.