Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Lenguaje

Lo interesante no es un idioma sino el lenguaje y lo que se podría llamar la lógica de la gramática.

La lingüística siempre me ha atraído, pero especialmente desde que, equivocadamente, no distinguía entre el lenguaje y una lengua, y el aprendizaje de un idioma me puso delante de interesantes puzles que trascendían el mero estudio de la gramática y las sorprendentes comparaciones con mi lengua original. No se cómo se me mezcló todo esto con la filosofía analítica y el giro lingüístico y no me lo podía quitar de la cabeza incluso cuando tenía que estudiar como un condenada para sacar adelante mi doctorado en Economía en el tiempo que mi lingüista preferida me había concedido. Me interesaban más los nombres de Saussure o Chomski que los de Solow o Samuelson y reconstruir idiomas artificiales (que era el ejercicio que aquel discípulo de Jakobson había asignado a mi mujer) me llevaba más tiempo que pergeñar mi term paper y, para colmo, en nuestra vida social me apetecía sobre todo salir con Tito Sarone, que venía de lo que quedaba de la Escuela de Praga, y su mujer Laila.

Todo esto me viene a la memoria después de seguir las noticias sobre el Día del Español y los festejillos al respecto que organizó el Instituto Cervantes. Me entero que el español es el segundo idioma en el mundo con más hablantes nativos, que 20 millones de personas lo estudian en el mundo y se me pasa por la cabeza aquel trabajo sobre el valor económico del español que realizaron dos colegas de estadística hace muchos años bajo la batuta de Martín Municio. Simpatizo instantáneamente con una señora que se dedica la recuperación de arcaísmos como, por ejemplo, la palabra «albricias» y me asombro a mí mismo abominando, en contra de mi propia convicción, el uso de anglicismos como el ya generalizado «al final del día» en lugar de jugar, según contexto, con «al fin y al cabo» o con «a la postre» o con el socorrido «a fin de cuentas» o el forense «en última instancia».

Pero todo esto no es sino léxico y lo interesante no es un idioma sino el lenguaje y lo que se podría llamar la lógica de la gramática, pero aquí ya entramos en terrenos pantanosos para un tipo grueso y bárbaro como yo. Me refiero a si hay una gramática universal como debería ser el caso si es el hombre el que ha construido el lenguaje. La película Hanna Arendt, al presentar unos flash backs de Heidegger, me hizo recordar eso que dicen que dijo el filósofo. Que no se podía filosofar más que en griego clásico o en su ausencia en alemán. Quizá no fue sino otra metedura de pata de su patriotismo desorientado, pero pienso que igual tenía razón.

No sé cómo explicarlo bien pero esa forma que tiene el alemán de cambiar el significado de un verbo según el prefijo que lo acompañe, me lleva a pensar que un nativo alemán está acostumbrado a no saber lo que un párrafo largo le dice hasta que lee o, en su caso, escucha, el último sonido del párrafo, el fonema(?) crucial. Hasta es momento es posible que la audiencia no sepa si el que habla está dando la bienvenida a un grupo de personas o se está despidiendo de ellas. Y termino desbarrando: quizá esa tensión acumulada durante la espera del significado despierte la mente filosófica.

«Lenguaje» recibió 5 desde que se publicó el Lunes 24 de Junio de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Poner el verbo al final no es solo característico del alemán. Lo hace, por ejemplo el euskera entre las lenguas históricas peninsulares, el latín entre las clásicas… y el indianus entre las sintéticas 🙂

    • Imagen de perfil de Juan Urrutia Juan Urrutia dice:

      De acuerdo, pero lo que genera el aliento filosófico es que el prefijo que acompaña ese verbo y que se separa de él en muchos casos para sonar al final de la frase (cuando el verbo en sí ya ha sido enunciado al principio e la frase) puede variar haciendo cambiar el significado

  2. Masgüel dice:

    “Me refiero a si hay una gramática universal como debería ser el caso si es el hombre el que ha construido el lenguaje.”

    Por si apetece una aproximación actualizada a ese tema, recomiendo esta charla de Simon Kirby:

    “The Language Organism: evolution, culture, and what it means to be human”.
    http://www.youtube.com/watch?v=f3-R3Ii35nY

    P.D. Disculpa el spoiler pero, como verás, la respuesta de Kirby a tu pregunta es NO.

    • Imagen de perfil de Juan Urrutia Juan Urrutia dice:

      Gracias por la referencia y que sepas que me encanta que no haya una gramática universal pues eso indica, a mi modesto entender, que siempre una posibilidad de no entendernos. Y esta posibilidad es como el combustible de nuestro elucubrar agotador y necesario

  3. Masgüel dice:

    Me sumo a tu valoración. Si los idiomas son invenciones, la aventura es infinita.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias