Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

La Santísima Trinidad y la Fraternidad

Y entonces supe que el DIOS del centro del círculo y del triángulo central no era sino la Fraternidad…

Bilbao visto desde AltamiraAyer por la tarde asistí a un bautizo en la parroquia de la Santísima Trinidad en Altamira, un barrio de Bilbao desde el que la perspectiva del bocho es sorprendentemente diferente de la que tenemos los que, para hacernos una idea, solo se nos ocurre subir a Artxanda. Lo pude comprobar mientras mataba el tiemo fuera del templo a que llegara el cura y comenzara la ceremonia. Pero una vez dentro no pude atender como dios manda a las lecturas o a la liturgia del sacramento pues quedé mesmerizado por la alegoria pictórica que me contemplaba desde detrás del altar: la Trinidad de los hombres en la Tierra.

En un enorme círculo correspondiente al universo podíamos ver una imagen del globo terráqueo focalizada sobre el oceáno Atlántico y, sobreimpresionda la palabra DIOS. Todo esto dentro de un triángulo un poco masónico. En el vértice superior izquierda vemos escrito: «Dios Padre, el Creador», «la fe» y todo ello sostenido sobre una lámpara como la de Aladino. En el vértice superior derecho, y de forma simétrica a su gemela de la izquierda vemos «Dios hijo, el Redentor», «la esperanza» y un ancla. Para terminar leemos en el vértice inferior del triángulo: «Dios Espíritu Santo, el Santificador», «el amor» y un corazón muy naif.

Cuanta sabiduría acumulada en la obra de ese pintor, seguramente local, que no sé identificar. Recordé una sensación infantil en la que creí haber descubierto el Gran Misterio y que me ha perseguido hasta ayer cuando, por fin, todo lo vi claro. La fe nos elige para jugar un juego entre los elegidos, la esperanza nos hace jugarlo repetidamente entre los hermanos en la fe y el amor, o la caridad, nos lleva a pararnos sobre esas estrategias que todos practicamos porque pensamos que los demás también las practicarán justamente porque creen que los otros también lo harán.

Y entonces supe que el DIOS del centro del círculo y del triángulo central no era sino la Fraternidad. Y me pareció natural que esa divisa revolucionaria estuviera en un viejo barrio de emigrantes de la margen izquierda.

«La Santísima Trinidad y la Fraternidad» recibió 0 desde que se publicó el domingo 14 de abril de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.