Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

La resaca del día después

Ayer fue un mal día y hoy observamos las consecuencias. Me atrevo a hablar de consecuencias, o de resaca, porque el artículo de la cuarta de El País de hoy parece, entre otras cosas, un ajuste de cuentas entre sus autores y el enemigo de Mario Dragghi, un enemigo que, dado el rifirafe de ayer, no puede ser otro sino el ministro de economía y competitividad. No hay otra manera de interpretar la insistencia de Fernández-Villaverde, Garicano y Santos en que el BCE es la única fuente de financiación con la que ha contado y cuenta la economía española. Pero no es esa la razón por la que me interesa ese artículo. Hacía mucho tiempo que no leía una cuarta de El País tan dura, tan como de tiempos de cambio de “régimen” y tan dramática como su mismo título: No queremos volver a la España de los cincuenta. Sus autores no quieren comprometer a FEDEA y por eso no firman como relacionados con ese centro de investigación y de movilización intelectual.

He alabado sin reservas el esfuerzo que ha representado movilizar a magníficos investigadores a fin de que opinen sobre los avatares de la economía tanto en el blog «Nada es Gratis» como en los libros e informes que ha puesto en circulación esa institución. Es la primera vez que en España muchos de los investigadores buenos en Economía saltan al ruedo y opinan sin recato y para beneficio de todos los lectores sobre política económica del momento. Merece la pena leer con cuidado ese artículo y eso es lo que pretendo hacer. Vayamos por partes.

Las cosas a las que los autores citados hacen referencia no son muy novedodosas pero aun así merece la pena recordarlas. Además de la mencionada defensa del BCE, el artículo ofrece tres frentes bien diferenciados.

  1. El primero consiste en explicar aplicadamente los horrores de la posible salida del euro. Este es a mi juicio el frente más interesante aunque lo integren como contestación a unos presuntos defensores, desconocidos por mí, que abogarían parece ser porque España saliera del euro.
  2. El segundo frente consiste en enfrentar la España que ellos dicen querer con la España «peronista» de los años cincuenta. Esta era una sociedad

    con un control brutal ejercido por los caciques locales, que controlarían los monopolios de la nueva economía cerrada. Del control de cambios y de exportaciones aparecería, como en Argentina, una nueva clase privilegiada, estrechamente ligada al poder , la chapuza , el compadreo….. Cataluña y el País Vasco verían su independencia más atractiva que nunca

    Mientras que la que ellos quieren que no se pierda es una España…

    moderna, con instituciones fuertes,con un nivel de vida elevado, un sistema educativo abierto pero exigente y con un Estado del bienestar sostenible

  3. El tercer frente consiste en explicar de qué forma podemos conseguir mantener la España actual que se parecería a la que tenemos hoy y no caer en la de los años cincuenta. Son cuatro los pasos que habría que dar.
    1. El primero reconocer que la negociación con Europa no es un juego (estratégico) de suma cero, sino un juego cooperativo en el que todos podemos ganar. Se entiende lo que dicen, pero no creo que las relaciones con Europa constituyan hoy un juego cooperativo sino un juego estratégico en el que cada país busca su beneficio. He aquí algo más que una precisión pedante. La construcción de Europa no es ya un juego cooperativo del que haya que encontrar el núcleo o el conjunto de von Neuman.
    2. El segundo paso es que nos dejemos de tonterías como las disputas por Gibraltar. Bien, pero tampoco deberíamos cantar tanto a La Roja y no nos preocupamos en rebajar el patriotismo futbolero.
    3. El tercer paso para preservar a España es que ésta se ponga a favor de la corriente de profundización de la idea de Europa y abandone sus patrioterismos porque lo que aquella nos pide va a nuestro favor el alcanzarlo. Aquí habría que hacer disticiones, pero ahora no tocan.
    4. Es el cuarto frente el verdaderamente sorprendente:

      necesitamos urgentemente un nuevo gobierno, con apoyo de todos los partidos mayoritarios y de nuestros expresidentes, compuesto por políticos competentes y técnicos intachables con amplios conocimientos de su cartera.

Aunque la redacción es un pelín ambigua no se podría acusar a nadie de mala voluntad si cree ver en esa frase la llamada a un gobierno de tecnócratas como el de Grecia o Italia. La mala voluntad sería la de interpretar que se ven ellos como miembros de un tal gobierno. No caeré yo en esa acusación que ya he oído hoy a mi alrededor. Tengo un comentario final más interesante creo yo.

Este último comentario, con el que cierro, es que un país no se hace con correctos análisis económicos o con acertados consejos de cómo tratar a los socios, europeos en este caso,o con un breve listado de las reformas a hacer o de las medidas a tomar con mayor urgencia.Es muy a menudo, por no decir siempre, una cuestión de reforma de las instituciones, una tarea esta de la que sabemos muy poco. El artículo que ahora termino de glosar deja entrever aquí y allá esa necesaria reforma, incluyendo a la constitución, pero no se hace eco de las dificultades quizá porque piensa que estas no son insalvables para un ejecutivo fuerte, no por los votos como el actual, sino por su competencia. Y sin embargo a mí me parece que no hay hoy en España ejecutivo capaz, por fuerte que fuera, de acabar con esas rentas propias del capitalismo de amigotes que nada tienen que envidiar a los chanchullos, chapuzas y compadreos de la España de los cincuenta. Y no denunciar eso en un artículo con las pretensiones del de referencia es muy decepcionante. Una resaca como las de verdad.

«La resaca del día después» recibió 9 desde que se publicó el viernes 1 de junio de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. El artículo derrocha prepotencia y superioridad moral, es golpista, altanero y autocomplaciente con la realidad institucional apañola de los últimos 30 años.

    Gracias por desmenuzarlo.

    * Y sobre la Roja, ¿por qué siempre se critica el patrioterismo cuando este se refiere a España, con la inflacción que tenemos en el País Vasco?

  2. Juan Urrutia dice:

    Desmenuzar es una tarea que debiéramos ejercer más a menudo. en cuanto a patrioterismo pues qué decir? Que cuanto más pequeña es la patria menso ofensivo es el exceso.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] Es fundamental el post de Juan de hoy criticando el nuevo manifiesto de los «Nada es Gratis» en El País. Al leerles me vinieron a la cabeza algunos artículos de prensa en el «Pueblo» de 1957-8, cuando […]

  2. […] minipost de DdeU me hace pensar, claro está, en la última parte de mi último post en la que pretendía entender una especie de manifiesto que merece, sin duda, mucho comentario […]

  3. […] hoy en Nada es Gratis un post largo de Luis Garicano, coautor de aquel artículo en El País que critiqué con cierta amargura, especialmente en alguno de sus párrafos. El segundo es el que […]

  4. […] Esta afirmación de JTL camina en la misma línea que el libro de ATTAC, “Hay alternativas” [pdf], en el que proponen recorrer un camino que es incluso más incisivo en lo perjudicial que el sistema actual. Además, que de facto, plantear un cambio únicamente como una cuestión de poder como en la cita anterior, es muy parecido a llamar a un golpe de estado en la que sólo cambian las caras en el poder, y ya han aparecido otros que piensan de una forma parecida aunque creyéndose idóneos para el reemplazo. […]

  5. […] legas hodiaŭ ĉe «Nada es Gratis» longan afiŝon de Luis Garicano, kunaŭtoro de tiu artikolo en El País kiun mi kritikis kun ioma amareco, aparte kelkajn alineojn. La dua estas tiu kiun hodiaŭ verkas […]

  6. […] minipost by David de Ugarte makes me think, it’s clear that in the last part of my last post could be taken as a sort of manifesto which doubtlessly deserves a lot of critical commentary. On […]

  7. […] Esta afirmación de JTL camina en la misma línea que el libro de ATTAC, “Hay alternativas” [pdf], en el que proponen recorrer un camino que es incluso más incisivo en lo perjudicial que el sistema actual. Además, que de facto, plantear un cambio únicamente como una cuestión de poder como en la cita anterior, es muy parecido a llamar a un golpe de estado en la que sólo cambian las caras en el poder, y ya han aparecido otros que piensan de una forma parecida aunque creyéndose idóneos para el reemplazo. […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.