Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Uno se queda pasmado ante la puntillosidad que Samuel Bentolila muestra en su último post de nadaesgratis en el que se pregunta por la racionalidad de los empresarios quienes, pudiendo utilizar el contrato de fomento del empleo ( con 33 días de indemnización por despido) utilizan el contaro idefinido normal con 45 días por despido. Concluye correctamente que la escasa utilización del primero se debe a su inseguridad jurídica. Esto pone en juego la racionalidad del acervo legislativo al respecto y la de los jueces de la jurisdicción correspondiente. Y, desde luego, no nos asegura que los empresarios sean racionales en todas sus actuaciones y tampoco que la patronal o patronales, como agregación de empresarios, sea o vaya a ser racional.

«La racionalidad de los empresarios» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 25 de Febrero de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Samuel B dice:

    No entiendo por qué te pasma mi puntillosidad. ¿Quieres decir que entro en demasiados detalles? Si es eso, debo decir en mi descargo que no me queda otra, porque estos asuntos jurídicos tienen tantos recovecos que me cuesta mucho enterarme, como economista, de qué es lo importante sin meterme en ellos.

  2. Juan Urrutia dice:

    Hola Sam: gracias por hacer caso de este blog loco.Claro que no queda otra que ser detalliista si quieres ser relevante. De ahí que la experiencia de muchos abogados laboralistas e inspectores de trabajo debiera ser vital para los economistas laborales. Mi retórica solo prtendía subrayar que nos quedan muchas cosas que entender para llevar luz al mercado de trabajo español. Entre ellas la batalla de “clases” ente sindicatos y patronal.

  3. Samuel B dice:

    Juan. Claro, por eso hicimos en Fedea una reunión con 3 catedráticos de derecho laboral, de los que aprendimos mucho. Mi artículo con Marcel Jansen sobre “La viabilidad jurídica del contrato único” habría sido imposible sin esa reunión. El problema es que a los economistas nos aburren mucho estos detalles legales. La lucha de clases la dejo para otro día.

  4. Juan Urrutia dice:

    Me alegra lo que me dices y me entristece que los economistas se muevan sin sentirse obligados a penasr en los detalles. En cuanto a la lucha de clases, tuve cuidado en llamale batalla de “clases” para distinguirla de la otra. A este respecto el otro día leí en alguna parte que la participación de las rentas salariales en el PIB había descendido en favor de la participación de las rentas empresariales. Tanbíén estos brochazos, nada detallistas, tienen su papel para entender lo que pasa.

  5. Samuel B dice:

    Juan, me alegra que te fijes en la participación del trabajo en la renta, que en efecto ha caído. Más que nada porque Gilles Saint-Paul y yo le dedicamos hace años un artículo a esa participación (BEpress Journal of Macroeconomics) y si no recuerdo mal lo empezábamos hablando de la lucha de clases.

  6. Juan Urrutia dice:

    ¿Y de qué hablamos cuando nos vemos en el Andoni? ¿Por qué no me tienes al día?

  7. Samuel B dice:

    Juan, tienes razón. No deberíamos hablarnos a través de tu blog sino in person. Te pondré al día en el Andoni.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.