La lógica del óptimo subsidiario (I): Qué es el o.s.

por | lunes 16 de noviembre de 2009

Muy a menudo discutimos en términos de óptimo de primer orden cuando en la mayoría de los casos nos deberíamos estar refiriendo a un óptimo de segundo orden u óptimo subsidairo. Es lo que pasaba en la discusión entre amigos que mencionaba el otro día y es lo que hacía insoportable el debate del pasado martes por la noche en Madrid Opina dedicado en su integridad al problema del Alakrana.En tres posts breves voy a desarrollar parte de lo que anunciaba ayer en una especie de esquema de manual.

En este post de hoy les voy a explicar lo que yo entiendo por la lógica del óptimo subsidiario y, en posts posteriores, trataré de aplicarla al asunto del Alakrana o, más bien, a la forma de abordar ese asunto en particular y a otros asuntos distintos como, por ejemplo, la regulación bancaria novedosa que se apunta en los USA aprovechando un artículo que nunca he terminado de perfilar del todo.

Un óptimo de primer orden está dado por unas características que no son sino las condiciones de maximización de una cierta función objetivo (como por ejemplo una función de bienestar social dada por la suma de las funciones de utilidad de cada individuo y que reperesentan las preferencias de cada uno de esos individuos sobre el conjunto de bienes) sujeta a aquellas condiciones que son imposibles de eliminar (como por ejemplo las cantidasdes dadas de los recursos existentes).

Pues bien, halaríamos de un óptimo de segundo orden cuando esa maximización está condicionada no solo por esas restricciones sino además por otra u otras adicionales que solo se dan en esa situación determinada pero podrían no darse en otras. Pensemos en la imposibilidad de transferir en buenas condiciones unos higos de hoy a un comprador mañana.

Lo interesante es que aunque las nuevas restricciones fueran muy parecidas a las primeras e insalvables, las características definitorias pueden diferenciarse mucho en uno y otro caso.

Ahora que sabemos de qué se trata podré explicar lo que pienso del asunto del Alakrana y de su trataminto en los medios y también lo que deberíamos tener en cuenta en la discusión sobre regulación. No son dos temas banales pues entramos en asuntos que ponene en juego la gobernabilidad y la forma de entender el estado.

2 pensamientos en “La lógica del óptimo subsidiario (I): Qué es el o.s.

  1. Pingback: La lógica del óptimo subsidiario (II):Alakrana « Juan Urrutia 4.0

  2. Pingback: La lógica del óptimo subsididiario (y III): regulación « Juan Urrutia 4.0

Los comentarios están cerrados.