Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Hitz egin ezin daitekeenaz hobe da isiltzea

Como siempre nos ocurre a los nómadas, no podemos salirnos del reino de las palabras.

red bay balleneros vascos
Sí, ayer la recogí en Correos. Esa documentación troglodítica necesaria para votar por correo el próximo día 20 pues ese día no estaré en mi sitio, es decir no me encontaré en ninguna de las LAs de las que hablaba el otro día subrayando que es en una u otra de ellas en las que me anonado. Y hay que anonadarse para que el voto de uno, que no vale nada, tenga sentido cuando se contempla como parte de un proceso democrático en el que nadie es nada mirado individualmente y en donde lo que importa es el demos. O sea que si no tengo demos al que pertenezco no soy nadie y, en consecuencia, nunca podré tener y ejercer poder alguno.

Este anonadamiento es pues necesario para ser alguien lo que ya es algo raro; pero lo que parece sería todavía más raro es la pertenencia a varios demos simultáneamente ya que no eres nadie en varios sitios a la vez. Este tipo de aparentes paradojas nos lleva a preguntarnos cuantos nadies has de ser para ser alguien y consecuentemente no sentir ninguna responsabilidad pública pues en ningún sitio podrás votar.

Claro que todo lo anterior no significa nada relevante más allá de la duda sobre el demos de los nómadas quienes, como ya nos contó en su día Wim Wenders en esa extraña película sobre el cielo de Berlín, son como ángeles a los que les gustaría tener sombra y sentir dolor como todo el mundo.

Cuando el nomadismo de uno oscila entre LAs el deseo de dejar de ser ángeles y bañarse en alguna realidad se hace más urgente; pero esa urgencia paradójicamente otra vez no se satiface permaneciendo en algún sitio concreto,sino más bien incrementando la multipertenencia entre arenas, más o menos movedizas, y ángeles invisibles y ubicuos. Así que hoy pasaré por la ciudad de Los Angeles en Villaverde y mañana viajaré a Las Arenas de Guecho para una reunión de ángeles que no saben que lo son y para el jueves homenajear a un colega y amigo en Bilbao justo a tiempo para llegar al aeropuerto de Leioa a fin de tomar un avión y llegar a la primera evaluación de mis capacidades en la lengua vasca, ese euskera que se me resiste y me recuerda que no soy un ángel.

Y, como siempre nos ocurre a los nómadas, no podemos salirnos del reino de las palabras. Palabras intercaladas en la conversación en el festejo que reúne ángeles unidos por lazos de sangre; palabras discursivas en mi intervención en el homenaje y palabras para tratar de pasar mi primera evaluación en esta bella lengua que hablaban mis ascendientes lejanos y algún descendiente inmediato.

«Palabras, palabras» decía el Hamlet de Shakespeare posiblemente ya harto de leer y no pasar a la acción vengativa y amorosa. El deseo de prescindir de ellas nunca se realizará; pero quizá podemos limitarnos utilizar aquellas imprescindibles para la compra del pan, o para solicitar información sobre la dirección de la panadería, y olvidar poco a poco todo lenguaje pretencioso rindiendo así tributo al Wittgenstein del Tractatus en su útimo aforismo:

Wovon man nicht sprechen kann, darüber muß man schweigen

Aforismo este que podría traducirse así:

Hitz egin ezin daitekeenaz hobe da isiltzea

«Hitz egin ezin daitekeenaz hobe da isiltzea» recibió 2 desde que se publicó el Domingo 6 de Diciembre de 2015 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. jordila dice:

    ¿No estará nuestro lenguaje cargado de dualismos, frío-calor , alto-bajo, blanco-negro…? ¿ De la dualidad nace el sentimiento de separación (¿ la separatividad de Erich Fromm ?) la culpa, y de ésta el miedo…? ¿ De ahí a la vida no vivida ?

    Por otro lado, me dejas con la miel en el labios @juan …"Hitz egin ezin daitekeenaz hobe da isiltzea" ?

    ‘Sin mente, sin tiempo, sin lenguaje’, dice Emilio Carrillo en un libro.
    Por mi parte, estoy tratando de usar menos el lenguaje… honrando al silencio, que muchas veces dice más que muchas palabras.

    ¿Quién dijo esperanto? Mi abuelo paterno lo hablaba…

    Ummh…

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias