Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Hier ist kein warum

Como ya conté hace días, hoy hace una semana tuve la ocasión de asistir al seminario de Paul A. Roth en el siminario de lógica y filosofía de la Ciencia de la UNED.

El paper que presentó puede consultarse aquí y su contenido no es cualquier cosa. Es el trabajo de un filósofo que trata de aplicar ideas de psicología de masas para tratar de entender las diversa preguntas que subyacen a los genocidos en general y al holocausto en particular.

Explicar el holocausto y no aislarlo de otros genocidios propios de nuestra era, es una actitud desacralizadora que me sorprendió por su valentía. Sin tratar de orillar responsabilidades morales se permite Roth a sí mismo preguntarse lo que se pregunta cualquiera ante cualquier horror.

Su propuesta es interesante. El situacionismo explicaría el porqué tanta gente colabora con el horror masivo. El conformismo daría razón de porqué lo hacen con la sonrisa en los labios y, finalmente, el mismo situacionismo volvería a explicar cómo es posible que cuando las circunstancias camban los verdugos pueden reintegrarse a la plácida vida de suburbio. Y para cada una de esta cosas contamos con experimentos de psicología social con bastante poder de convicción.

Una apelación lúcida a las ideas de Ian Hacking sobre la naturaleza performativa de los esquemas clasificatorios resume sus ideas. En efecto la necesidad de clasificar las conductas en clases, necesiad propia de las ciencias sociales, hace surgir un bucle que conforma las conductas. Sin embargo yo me quedo con alguna duda.

En efecto, frente al conformismo, siempre cabe el inconformismo o, si se quiere, la rebelión que tarde o temprano todo inconformista tiene que confrontar. Y aquí me parece que el proyecto investigador de Roth se enriquecería incorporando ideas de teoría de redes que nos explican cómo la forma de las redes sociales puede condicionar el problema epistémco con el que siempre hay que contar para explicar la rebelión o su falta.

Igual resulta que wir könen ein warum finden.

«Hier ist kein warum» recibió 0 desde que se publicó el Viernes 20 de Marzo de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.