Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

XX: La banca y su futuro

Se acabaron los años de connivencia entre los fondos accionistas y el máximo ejecutivo con concesiones mutuas y desprecio del resto de los accionistas pequeños de los que por otro lado cada vez habrá menos. Son los propios fondos los que van a reaccionar y vigilar en serio a los Consejos de Administración. Ya era hora.

La banca o mejor, el sector bancario es hoy objetivo de la mayoría de las protestas callejeras contra los políticos a quienes se acusa de connivencia con el poder financiero que, después de haber causado un estropicio, es ayudado con el dinero de todos los contribuyentes directa o indirectamente. Si a eso añadimos la continua cantinela del contraste entre economía real y economía financiera, como si esta última fuera fantasmal, vemos con claridad que se necesita una reflexión sobre el redeeming value de la actividad bancaria como un sistema que, en conexión con otros, coadyuva a la creación de riqueza y recibe por ello una compensación.

¿Cual es ese redeeming value? Durante siglos ha sido el de la transformación de plazos, de forma que el emprendedor en el mundo «real» puede llevar a la práctica su idea sin necesidad inmediata de contar con todo el capital necesario pudiendo comenzar con un poco de capital propio y bastante deuda a menudo contraída con la banca. Este sector financiero sigue hoy haciendo esto, pero con el tiempo, ha complementado esta función con otras que curiosamente llegan a la cabeza de los banqueros a través de le Economía Financiera hasta ahora separada del currículum de Económicas y encerrada en lo que se llamaba Empresariales y hoy se desarrolla en las Business Schools.

Son, sin embargo, los economistas los que descubren el papel que pueden jugar los activos financieros en la mitigación de los riesgos inherentes a un sistema de mercado cuando este es incompleto, es decir, no cuenta con todos los mercados posibles de futuros o contingentes. Una vez vislumbrada esta funcionalidad, es una mera cuestión de inteligencia y tiempo poner en circulación activos adecuados para paliar riesgos en un mundo probabilizable y saber ponerles un precio sabiendo que todo activo financiero es una combinación de opciones financieras y sabiendo cómo se calcula el precio de estas opciones en función del precio de los activos subyacentes mediante la formula de Black-Scholes.

La banca se hace con esta actividad generadora de protección frente al riesgo y comienza a desarrollar activos complicados que dejan poco a poco de tener una clara naturaleza limitadora de riesgos especialmente cuando, como es es el caso ahora mismo, el riesgo ha desaparecido porque el pasado no nos da información respecto a un futuro de naturaleza desconocida y nos encontramos por lo tanto en una situación de genuina incertidumbre.

Esto en sí mismo quizá no hubiera sido suficiente como para poner al sistema financiero en general y en particular a la banca en el ojo del huracán, pero es que ese sistema no está aislado sino conectado con otros sistemas, prácticamente con todos: con el eléctrico, el de la construcción, el inmobiliario… y hasta el agrícola y el de materias primas. Un sistema mirado como una red de enlaces entre sus agentes protagonistas es ya un sistema complejo que puede producir sorpresas inesperadas debido a sus no linealidades e incluso puede llegar a producir el colapso inesperado de su actividad. Esto depende del valor de parámetros que definen esa red en cuanto a su centralidad y a su densidad. Cuando, además, ese sistema está conectado a otros sistemas que también tienen forma de red, el conjunto se hace mucho más vulnerable a cualquier shock y hay condiciones en las cuales el colapso puede ser generalizado tal como muestra Shlomo Havlin. Es posiblemente esto lo que ha ocurrido, y sigue ocurriendo, estos últimos años.

No es pues de extrañar que ante la situación actual haya iniciativas, como la claúsula Volker, que pretenden atar en corto las actividades que los bancos puedan realizar volviendo a épocas en las que, en Estados Unidos, había que separar la banca comercial de la de inversiones, una diferenciación cada vez más difícil de establecer. Ni puede extrañar que, en estas condiciones que pueden ser duraderas, el prestigio de los banqueros se vaya deteriorando y los mejores estudiantes no opten ya en primer lugar por trabajar en este sector.

Y, sin embargo, de la lectura cuidadosa de El Mercader de Venecia se colige que no es Shylock el personaje peor parado aunque el usurero no haya devenido la figura más glamurosa de los economistas en las escasas obras literarias que se atreven con ellos. Sin embargo y a pesar de lo dicho hasta aquí, la Banca en todos los países, y más allá de los recientes problemas iniciados en los Estados Unidos con las hipotecas subprime, tiene un problema reputacional que enfrentar sin dilación a la vista de los movimientos sociales en Europa en donde Banca y deuda soberana están integrados en un circulo vicioso, ejemplo sencillo de lo que decía antes sobre las redes de redes. ¿Cómo enfrentarlo?

Solo puedo imaginar parte de la solución y ello para España, que puede servir de ejemplo pues, aparte de lo que fueron las cajas, tiene un sistema financiero que sigue siendo mejor que casi todos los demás. Con un rescate mayor o menor la concentración va a ser un hecho, lo que agrava el problema de los ganadores. No es difícil apostar por una reducción de las ganancias de los ejecutivos en el sector y un surgimiento fuerte del activismo empresarial. Se acabaron los años de connivencia entre los fondos accionistas y el máximo ejecutivo con concesiones mutuas y desprecio del resto de los accionistas pequeños de los que por otro lado cada vez habrá menos. Son los propios fondos los que van a reaccionar y vigilar en serio a los Consejos de Administración. Ya era hora.

«XX: La banca y su futuro» recibió 1 desde que se publicó el Martes 2 de Octubre de 2012 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] de los problemas del sistema financiero. Aunque ya he hablado de Banca en este blog, por ejemplo aquí, vuelvo sobre el asunto para aportar una idea que creo nueva aunque estoy seguro que hay gente del […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias