Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

XVIII: Ideas sobre la reforma bancaria

La resiliencia que ansiamos para evitar lo que pasó en el 2008 se derivará de un cambio en la estructura del sector que acabe eliminando los bancos sistémicos. Ningún banco debe ser en sí mismo un posible detonador de una explosión como la que observamos hace cerca de cinco años. Todos los bancos habrían de ser pequeñas entidades especializadas en cierto tipo de riesgo que pudieran controlar.

Mi repetado y admirado JASA (Jose Angel Sánchez Asiaín), el más jóven de mis viejos amigos, aprovecha una de esas citas que nos concedemos de vez en cuando para, charlando sobre la Unión bancaria europea y la reforma bancaria aquí y en todo el mundo, recalcar un concepto que se me antoja crucial. Se trata de lo que él llama el «control del deudor». Conocer a quien se presta y tener olfato en cuanto a su solvencia y buenas costumbres es importantísimo para el banco prestamista. Cuentan que hubo un tiempo en que la Comisión de Operaciones del Consejo de un buen banco tomaba sus decisiones sobre la base de toda la información disponible sobre el prestatario y del olfato de los consejeros que se pasaban las letras por la nariz como última garantía de la bondad de la operación. Esta sensibilidad hacia quien era de verdad el deudor se ha hecho imposible y no tanto por el tamaño de la cartera de clientes sino por la titulización llevada a cabo por los mismos bancos y la distribución posterior de los correspondientes productos derivados. Este «control del deudor» es algo que habría que tener muy en cuenta a la hora de pensar en una reforma bancaria y en la unión bancaria europea.

Esta reforma bancaria exige aumentar la resiliencia del sistema bancario y sobre ello John Kay tenía algo que decir el último miércoles en el FT. Esta inteligente rara avis nos avisa de que nuestro pensamiento va descaminado. El reforzamiento del sistema bancario que se plasme en una mayor resiliencia del mismo no pasa por una supervisión más exhaustiva como parecería derivarse de la discusión entre Bruselas y Berlín sobre a cuentos bancos podría supervisar el BCE. Tampoco por una regulación más exigente en relación a las ratios de capital tal como hace Basilea. La resiliencia que ansiamos para evitar lo que pasó en el 2008 se derivará de un cambio en la estructura del sector que acabe eliminando los bancos sistémicos. Ningún banco debe ser en sí mismo un posible detonador de una explosión como la que observamos hace cerca de cinco años. Todos los bancos habrían de ser pequeñas entidades especializadas en cierto tipo de riesgo que pudieran controlar.

La tercera persona que me ha ayudado a coser estas ideas es Michele Boldrín, el flamante nuevo director de FEDEA. En una columna de El País bien reciente nos dice que para conseguir la unión bancaria en Europa es conveniente que los bancos, cualquiera que sea el origen de cada uno, acaben cubriendo el territorio dela UE para lo cual hay que evitar que cada uno de ellos se encasquille en su hábitat original.

Después de haber leído a Kay y a Michele y teniendo en cuenta la opinión del joven sabio banquero, se nos aparece con nitidez eso de lo que hablamos cuando hablamos de la unión bancaria en la UE o en la Eurozona. Si conseguimos compatibilizar a Boldrin y a Kay el «control del deudor» parece posible. De ahí que el problema sea cómo hacer compatibles la asistematicidad de cualquier banco activo con su extensión zonal. ¿Cómo se consigue eso? No lo sé todavía pero si hay una oportunidad ésta radica seguramente en un intercambio de capacidad entre los grandes bancos europeos y en una nueva forma jurídica ad-hoc que permita unir los resultados y separe la gestión.

Ignoro si esto es fácil o difícil pero sin duda es un esquema que exige el refuerzo de la supervisión y acuerdos entre países miembros. Esto último no es fácil estos días.

«XVIII: Ideas sobre la reforma bancaria» recibió 0 desde que se publicó el sábado 22 de septiembre de 2012 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.